‘La Pasión’ de Cateja vuelve a La Alberca tras su paso por La Purísima y Mogarraz

Un momento de ‘La Pasión’ de Cateja Teatro el pasado domingo en Mogarraz,/MARJÉS
Un momento de ‘La Pasión’ de Cateja Teatro el pasado domingo en Mogarraz, / MARJÉS

Como cada Jueves Santo desde hace 39 años, el entorno de la iglesia volverá a ser testigo de la representación

Muchos son los actos, liturgias y procesiones celebradas durante la Semana Santa en La Alberca pero si hay uno esperado por los vecinos y por muchos habitantes de la Sierra de Francia es la representación de ‘La Pasión’ en la noche del Jueves Santo por el grupo Cateja Teatro, que consigue implicar no sólo a los vecinos de este municipio sino también de otras localidades serranas que actúan, como uno más, junto a los actores de Cateja Teatro. En esta ocasión serán vecinos de Sotoserrano y San Martín del Castañar, así como albercanos que residen en Madrid y el País Vasco los que formen parten de la representación.

Una actuación que ya ha sido -en parte- representada en la iglesia La Purísima de Salamanca y también en Mogarraz. Dos representaciones que, como señala el presidente de la Asociación Cultural Cateja Teatro, Isidro Luengo, han sido como una especie de ensayos previos, aunque hay que señalar que no todos los papeles fueron interpretados por las mismas personas que lo harán hoy en La Alberca.

Así, explica que en La Purísima actuaron invitados por una asociación de personas con sindrome de down, cuyos miembros no dudaron en implicarse e incluso actuar junto a ellos como apóstoles, sabios, pueblo... «Fue una comunión muy bonita y creo que ‘La Pasión’ también puede servir para ese fin», señala Isidro Luengo orgulloso, quien añade que incluso para esta actuación se incluyó una escena nueva, la de Jesús dando lecciones a los sabios en el templo.

Asimismo, indica que en la representación que tuvo lugar en La Purísima, su párroco -Poli Díaz- quien anteriormente fuera párroco de La Alberca de donde es el grupo Cateja, tomó parte en la actuación del sábado 17 de marzo encarnando el papel de centurión.

Una semana después, el domingo 25, la actuación se llevó a la puerta y al interior de la iglesia de Mogarraz, donde el 80 por ciento de los asistentes eran de pueblos del entorno, lo que demuestra el éxito que tiene esta representación y cómo Cateja Teatro consigue arrastrar al público.

Y si de ensayos hablamos, anoche, a las 22:00 horas, tuvo lugar el ensayo general donde hoy se escenificará la 39 edición de ‘La Pasión’, el atrio y las escaleras de la iglesia de La Alberca y la parte inferior del Solano Bajero. Y aunque los actores estaban vestidos de calle, esto no impidió que un buen grupo de personas acudieran a verlos -algunos, como señalaron, porque hoy no podrán hacerlo pues tienen que trabajar- e incluso hubo turistas que se pararon a ver que ocurría.

En cuanto a la representación de hoy, Isidro Luengo señalaba ayer que esperaba que el tiempo respetara la jornada y que las lluvias no impidieran que se llevara a cabo, algo que ha ocurrido en cuatro ocasiones desde que hace ya casi cuatro décadas comenzaran con esta escenificación, que cada año gana en detalles, tras haberse consolidado ya como un espectáculo de iluminación, sonido y efectos especiales.

Y es que si llueve, esta obra que implica a un centenar de personas y que se representa al aire libre, no puede llevarse a otro lugar, como pudiera ser la iglesia, ya que en ella están preparados los diferentes pasos que procesionan durante toda la Semana Santa, así como el Monumento; por lo que habría que suspenderla, sin poderla representar otro día, pues los horarios están muy ajustados durante estos días santos.

Por último, recordar a todos los que no hayan visto ‘La Pasión’ de Cateja Teatro a lo largo de las 39 años que llevan representándola no sólo en La Alberca, sino también en Salamanca, Alba de Tormes, Guijuelo, Ciudad Rodrigo, Sotoserrano o Mogarraz, que hoy tienen una cita con los últimos momentos de la vida de Jesucristo a partir de las 20:30 horas en el atrio de la iglesia de La Alberca. La experiencia merece la pena vivirla.

 

Fotos

Vídeos