Las cofradías de Palencia ultiman los preparativos y novedades de la próxima Semana Santa

La Virgen dela Piedad, junto a una talla de San Francisco./
La Virgen dela Piedad, junto a una talla de San Francisco.

Jesús de la Sentencia saldrá de la catedral y San Francisco acompañará a la Virgen de la Piedad

FERNANDO CABALLEROpalencia

A falta de conocer en los próximos días el pregonero de la Semana Santa y el programa de actos de la Hermandad de Cofradías Penitenciales de Palencia, un repaso a las novedades que presentan las cofradías palentinas permite concluir que no habrá muchas novedades. Algunas se presentan, y significativas, pero en general el ciclo procesional palentino, que se iniciará el 7 de abril, Viernes de Dolores, con la procesión de la Sentencia, y se prolongará hasta el Domingo de Resurrección, el 16 de abril, no variará con respecto a 2016.

La lluvia impidió el año pasado la salida de las primeras procesiones, que tenían previsto incluir novedades. Las cofradías afectadas, Jesús de la Sentencia y Virgen de la Piedad, confían en que este año se puedan llevar a cabo.

En el quinto aniversario de la procesión de la Sentencia y del paso titular de la cofradía se pretendió el año pasado cambiar el itinerario. En lugar de salir desde su sede canónica, la parroquia de María Estela, la idea era hacerlo desde la catedral con el fin de desplazarse hasta esa iglesia, pero la lluvia obligó a suspender la procesión. Este año se ha mantenido el mismo proyecto con la esperanza de que los palentinos puedan ver la salida desde la seo y el cruce del paso inferior de la avenida de Santander, que se espera que sea espectacular, ya que este paso desfila a costal, el único de la Semana Santa que es portado por costaleros.

Una carroza para el santo más austero

La Hermandad Franciscana Virgen de la Piedad se ha propuesto sacar adelante la novedad que el año pasado ya quiso poner en marcha y no pudo por la lluvia. La procesión de Piedad y Reconciliación incluirá un nuevo paso, una talla de San Francisco de Asis, realizada en el taller barcelonés Viuda de Reixach a principios del siglo XX. San Francisco desfilará en una carroza que se está construyendo según un diseño de la propia cofradía. La salida de esta imagen acompañando a la Piedad constituye un reconocimiento al patrono de la hermandad, que mantiene vivo el espíritu franciscano en la Semana Santa palentina. Este año, la procesión llegará al barrio del Cristo, en cuya parroquia de San Ignacio y Santa Inés se celebrará el acto de confesión.

Los hermanos de la Piedad iniciarán el oficio de tinieblas el Miércoles Santo desde la misma iglesia de San Agustín, su sede canónica. El año pasado, la comitiva partió desde su sede social en la calle Mancornador, pero este año se va a sustituir el desfile con un acto en la puerta de la iglesia, ubicada en la calle Mayor, para invitar a los palentinos a participar en el oficio de tinieblas, a cuyo término arrancará la procesión de Luz y Tinieblas.

Una nueva carroza

Para esta próxima Semana Santa, los de Medinaceli ofrecerán una imagen distinta de la carroza en la que desfila el paso de La traición de Judas. Tras una renovación de la arquitectura interior de la carroza, este año los medallones que representan las catorce estaciones del Vía Crucis aparecerán iluminados. Esta carroza fue creada por el pintor burgalés que reside en Palencia Víctor Núñez, que la creó para la Venerable Orden Tercera Franciscana, a la que pertenece el artista, aunque años más tarde fue adquirida por la cofradía de Jesús de Medinaceli, que la adaptó para el paso de Judas, obras estrenada en 2005 y creada por Carlos Guerra del Moral.

Otra novedad que tendrá este año la cofradía de Jesús de Medinaceli será la celebración del congreso nacional de hermandades de su misma advocación, que está programado el 29 y el 30 de abril. Mientras tanto, la penitencial palentina presentará en la novena y el besacordón una renovada imagen de su titular, que acaba de ser restaurada.

La cofradía de Jesús Crucificado y Nuestra Madre Dolorosa no tiene previsto introducir cambios en su procesión, Las cinco llagas, que sale el Lunes Santo. La hermandad se encuentra en estos momentos en pleno proceso de negociación con la Agrupación de Veteranos de la Legión de Valladolid para repetir lo que ya ocurrió el año pasado, que un grupo de legionarios saque a hombros su paso titular en la procesión del Indulto, que se celebra el jueves Santo, organizada por la cofradía del Santísimo Cristo de la Misericordia. La penitencial mantiene el rezo de la cuarta llaga en el interior de la catedral, acto que se estrenó el 2015.

La Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia no presenta este año novedades en el desarrollo de sus procesiones: el Santo Vía Crucis y el Indulto. Este año, confía en contar con la presencia del preso indultado, que el año pasado estuvo ausente del desfile al no haber ningún recluso de la cárcel de Dueñas con el perfil necesario para ser excarcelado. La hermandad tiene en el horizonte, según anuncia el hermano mayor, Carlos Martín Antolín, adquirir unas andas para desfilar a hombros a su paso titular en procesiones extraordinarios fuera del ciclo penitencial de la Semana Santa, ya que en este tiempo procesiona en la carroza creada por el orfebre Maese Calvo. De momento, solo es una idea que en unos años esperan llevar a cabo.

La cofradía de la Santa Vera Cruz tampoco tiene excesivas novedades. La única que destaca su hermano mayor, Gonzalo Mínguez, es que la agrupación musical volverá a tener un número importante de miembros para que desfile en su cuadro. Tras unos años de decadencia, la banda volverá a sonar con un grupo de casi medio centenar de jóvenes, según destaca el hermano mayor, Gonzalo Mínguez. «Nuestro objetivo en este último año ha sido reflotar la agrupación musical, y lo hemos conseguido con un grupo de jóvenes muy entusiastas que ya llevan ensayando muchos meses», explica.

Mínguez confía en la juventud como el futuro de la cofradía. «Mantener a la juventud unida es muy complicado, pero los jóvenes es lo más importante de nuestras cofradías para su futuro», agrega el hermano mayor de la Vera Cruz.

La cofradía de Jesús Nazareno vivirá esta Semana Santa con la euforia de la celebración del tercer centenario de la bendición de su paso Nuestro Padre Jesús Nazareno de Tomás de Sierra. La penitencial baraja la posibilidad, que deberá ser aprobada en el cabildo, de incluir en la procesión de Silencio y Penitencia, en la que desfila El abuelo, el cireneo, recuperado del almacén, con el que desfiló originariamente antes de la llegada del nuevo, en 1955, obra del cántabro Víctor de los Ríos, que ya tiene incorporada la figura de Simón ayudando a Cristo a llevar la cruz camino del Calvario. La cofradía conserva incluso las andas originales del paso, con lo que la procesión recuperaría el conjunto escultórico que desfiló hasta mediados de la década de los cincuenta del siglo XX.

La cofradía del Santo Sepulcro no tiene este año novedades significativas en las procesiones y actos que organiza, pero sí plantea la propuesta de que las mujeres de la penitencial que participen en la procesión de la Soledad de la Virgen, el Sábado Santo, luzcan la banda dorada, gesto con el que se quiere reforzar el carácter de homenaje a las mujeres de esta procesión organizada por la cofradía de la Virgen de la Soledad. La propuesta de la banda dorada se incluirá en el Reglamento de Manolas de la penitencial cuya advocación es el Santo Sepulcro.

La cofradía de la Soledad tampoco modificará este año sus actos y, sobre todo, su procesión de la Soledad de la Virgen, el Sábado Santo. Abilio Calderón, hermano mayor, tiene pendiente la renovación de la junta directiva. A sus 80 años y con residencia en Madrid, él ha anunciado que desea dejar el cargo. Solo está pendiente de abrir el proceso electoral para buscar un sustituto, un deseo expresado el año pasado que quiere poner en práctica el actual.

La cofradía de la Soledad va a dedicar este año un homenaje a quien fue su capellán durante mucho años, el fallecido Gratiniano Plaza Ramos. El homenaje consistirá en colocar una placa en la capilla en la que los hermanos le manifestarán su profundo agradecimiento por los servicios religiosos que prestó. «Fue un capellán muy querido por todos», sentencia Abiio Calderón.

 

Fotos

Vídeos