María pierde el luto ante la imagen de su Hijo resucitado

María pierde el luto ante la imagen de su Hijo resucitado

La Sagrada Familia ha sido testigo del reencuentro entre el Resucitado y su Madre

MARÍA FERNÁNDEZ JIMÉNEZ

La Parroquia de la Sagrada Familia ha sido el lugar escogido para la reunión entre la Virgen del Buen Suceso y el Cristo Resucitado, con lo que concluye la Semana Santa abulense.

Gaitas, tamboriles y cohetes han sumado su estruendo en la zona norte de Ávila desde primera hora de la mañana, como es tradicional en el Domingo de Resurrección. A cargo de las celebraciones se encontraban los miembros de la Cofradía del Santísimo Cristo Resucitado y de Nuestra Señora del Buen Suceso, que ha aparecido de luto hasta que ha quedado a la vista la figura del Cristo.

El encuentro se producía en torno a las 11,00; entonces se ha procedido a retirarle el pañuelo negro, señal de duelo. La misa ha sido celebrada en una parroquia repleta, seguida por una procesión que supone la más larga del programa de Semana Santa, y que no ha concluido hasta pasadas las 14,30, en la Ermita del Resucitado, escenario de la romería que transcurrirá hasta la noche.

En dicha romería, junto al Colegio el Pradillo, se disfrutará del hornazo, se visitará al Resucitado y se subastarán productos en beneficio de la cofradía, con lo que se dan por comenzadas las fiestas del barrio.

La Cofradía del Resucitado y la de Nuestra Señora del Buen Suceso datan, respectivamente, de 1689 y 1698. Finalmente, en 1944 se unieron dando lugar a esta procesión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos