Las zamarriegas, en su semana grande

Las alcaldesas de Zamarramala, con la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz. /El Norte
Las alcaldesas de Zamarramala, con la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz. / El Norte

Las hermanas Esther y Elena de Andrés ya tienen el bastón de mando de la ciudad

EL NORTESegovia

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, entregó ayer los bastones de mando de la ciudad a las alcaldesas de Zamarramala 2017, las hermanas Esther y Elena de Andrés, en un acto que tuvo lugar en la Sala Blanca del Ayuntamiento y comenzó al son de la música de la zarzuela ‘La Piconera’. Para Luquero, la fiesta de las Águedas tiene mucho que ver con la tradición y la identidad, en la que «danzan los manteos y las banderas» ante el Alcázar y es «una joya de nuestra etnografía».

Las celebraciones en el barrio incorporado de Zamarramala están declaradas de Interés Turístico Naciona, recordó Clara Luquero, y de la que «se han escrito tesis doctorales». La alcaldesa animó a las mujeres a tomar las calles con alegría dejando un espacio abierto a la reivindicación por la igualdad que consagran las leyes pero que la realidad demuestra que «aún no se cumple». Una igualdad, reclamó, en todos los sentidos, como acabar con la brecha salarial y con «la más dura manifestación de la desigualdad» que es la violencia de genero, «sangrante e indignante».

Luquero recordó a las hermanas de Andrés que es una fiesta para «sentir mucho orgullo» de recordar a todas sus antepasadas zamarriegas que «siglo tras siglo» preservaron la fiesta para que llegue «hasta nosotros» el patrimonio etnográfico. La alcaldesa Esther de Andrés bromeó diciéndole a Clara Luquero que a lo mejor no le devuelven el mando y que celebrarán la fiesta, pese a la nieve y el frío, «abrigándonos bien».

Esther de Andrés aseguró que la mejor palabra que define ser alcaldesa de la fiesta de Zamarramala es «orgullo» por preservar la tradición de su pueblo, informó Ical. Su hermana, Elena de Andrés, secundó sus palabras recordando que es una palabra «muy potente» que lo han vivido siempre y «nos ha llegado el momento de ponernos la montera y lucirla». Las alcaldesas de Zamarramala, vestidas con el traje de avisar como manda la tradición de esta jornada, también visitaron la Diputación Provincial, la Subdelegación del Gobierno y la Delegación Territorial.

Escultura de bronce

El presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, les obsequió, como es tradicional en el Palacio Provincial, con una escultura de bronce de Juan Pablo Herrero en la que aparece una cara de una alcaldesa con la montera puesta. Asimismo, les regaló el libro de Carlos Porro ‘Etnografía de la imagen en Segovia. La colección del Padre Benito de Frutos’, editado por el Instituto de la Cultura Tradicional Manuel González Herrero; un ejemplar que también le fue entregado al párroco de Zamarramala, Juan Santos Cuesta, que acompañó a las hermanas De Andrés.

En su visita a la Delegación Territorial, el máximo representante de la Junta en Segovia, Javier López-Escobar agradeció la invitación de las alcaldesas a una de las fiestas más originales y vistosas de Castilla y León. También tuvo palabras de agradecimiento la subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz.

La fiesta grande será este domingo 11 de febrero con la entrega de los reconocimientos. La cantante y actriz Ana Belén recogerá el Matahombres de Oro, la presidenta de Ismur Segovia, Rosa Arranz, el titulo de Ome Bueno y Leal, y el periodista Javier Pérez de Andrés dará lectura al pregón.

Tras sus palabras comenzará la quema del pelele, un muñeco de paja al que se rocía con gasolina y que simboliza las malas conductas y el poder machista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos