Villa y Tierra de Cuéllar obtendrá más de 11.000 euros con la venta de madera

Pinos en resinación en un monte de Cuéllar./M. Rico
Pinos en resinación en un monte de Cuéllar. / M. Rico

Los lotes de algunos montes salen a subasta por periodos de cinco años, y otros por dos anualidades

MÓNICA RICOSegovia

La mayoría de los ingresos de la Comunidad de Villa y Tierra de Cuéllar llega a través de los aprovechamientos de los montes de utilidad pública que gestiona y de los que son de su propiedad, principalmente de las cortas de madera, aunque también de las subastas de resina, por las que la entidad espera recaudar más de 11.000 euros en este ejercicio, al menos en los lotes que subastará en los próximos días.

La cifra se multiplicará por cinco en algunos de los casos, pues los lotes de algunos montes salen a subasta por cinco años, en el período comprendido entre 2019 y 2023, mientras que otros salen por dos anualidades, el año corriente y el siguiente. Así, hace tan sólo unos días se publicaban los pliegos de prescripciones administrativas y técnicas para la adjudicación, por procedimiento abierto, con varios criterios de valoración, de las resinas en varios montes, algunos de ellos con distintos lotes, como es el caso del Monte número 48, el Común Grande de Las Pegueras, donde en total se subastan cuatro lotes.

El primer lote, cuyo aprovechamiento se subasta por cinco años, se realizará con resinación a vida y el método elegido por el adjudicatario, consta de 2.500 pies y tiene una valoración para la primera anualidad de 0,45 euros cada pie, lo que hace un total de 1.125 euros más iva. Se trata de la liquidación final del primer año, mientras que el resto de anualidades será a riesgo y ventura en previsión de posibles pérdidas por árboles secos durante el quinquenio, el segundo año y los sucesivos se descontará el 1% de los pies resinados el año anterior. La época de disfrute transcurre entre el 1 de febrero y el 15 de noviembre.

El segundo lote del mismo monte, con unas características similares, incluye un total de 6.743 pies, cuya valoración es de 0,4232 euros cada uno, lo que supone un total de 2.854 euros. Por otra parte, también en el Común Grande de las Pegueras se subastan dos lotes más, en ambos casos para las anualidades 2019 y 2020. Uno de ellos cuenta con 2.440 pies, que se valoran este año a 0,55 euros cada uno, lo que hace un total de 1.342 euros antes de impuestos. El último tiene 3.224 pies con un precio de salida de 0,45 euros cada uno, lo que supondrá unos ingresos de al menos 1.496 euros más IVA en la primera anualidad. La subasta se completa con un lote en el Monte número 32, el Común de Torre y Jaramiela, que cuenta con 2.000 pies valorados en 0,45 euros cada uno, lo que supone un precio de salida de 900 euros más iva.

El último lote en el Monte número 10, El Pelayo, ees el de mayor valor de todos debido a su número de pies. En este se podrán resinar 7.314 pinos, valorados a 0,45 euros cada uno, lo que supone una cantidad de 3.291 euros antes de impuestos. Cada licitador podrá presentar oferta a los lotes que desee, teniendo en cuenta que será excluida toda la oferta menor al tipo de licitación. Una vez realizada la adjudicación, el adjudicatario está obligado a ingresar en el fondo de mejoras del Monte, según lo establecido en los pliegos de condiciones, el 15% sobre el valor de la adjudicación.

Condiciones

Los pliegos marcan las condiciones generales y específicas tanto de la subasta como sobre el proceder a la hora de realizar la resinación. Para comenzar, el adjudicatario deberá proveerse de todos los permisos necesarios para efectuar el aprovechamiento, como la licencia, tras la cual debe levantarse la correspondiente acta de entrega, en la que figure el método de resinación. También se marca la forma de ejecución del aprovechamiento, el control de la ejecución y la realización de un acta de reconocimiento final.

Entre las normas de ejecución aparecen que la resinación se llevará a cabo de acuerdo con el orden estricto de las caras que impone el Plan de Resinación prefijado en el último Plan Especial de la Ordenación y que en ningún caso se permitirá abrir nuevas caras sin que en la precedente se hayan completado las cinco entalladuras de rigor. El aprovechamiento afecta a todos los pies de diámetro normal mayor de 34 centímetros, salvo que en el pliego específico se indiquen otras condiciones.

Pies agotados

También queda prohibida la resinación de pies previamente declarado como 'agotados', que se encuentran señalados en cada uno de los montes. En la fase preparatoria, el desroñe deberá realizarse antes del 1 de mayo, salvo autorización previa para el empleo del método de campaña reducida. Los pliegos marcan también las medidas de las grapas o camprones, dónde iniciar la cara, medida de la entrecara o la situación de la boca del pote, entre otras cuestiones.

El pliego marca también las vías de saca y cargaderos a utilizar, los caminos forestales autorizados así como los cargaderos y vías reflejadas en el acta de entrega. En época de peligro alto de incendios, las vías de saca, pistas y caminos a los que afecte el aprovechamiento deben encontrarse, en todo momento, libres de obstáculos relacionados con el aprovechamiento. Si durante la realización del aprovechamiento, debido a su ejecución, se llegasen a producir en pistas, caminos y demás pasos utilizados por la maquinaria, roderas de más de 40 centímetros de profundidad y 100 metros de longitud, se exigirá su reparación antes de continuar las labores de aprovechamiento.