Vecinos de El Espinar trasladarán al Vaticano su malestar por el traslado del párroco tras 31 años

Vecinos de El Espinar muestran las firmas a la entrada del Obispado de Segovia. /Antonio Tanarro
Vecinos de El Espinar muestran las firmas a la entrada del Obispado de Segovia. / Antonio Tanarro

Critican «las formas que se han tenido por parte de nuestro obispo», de quien afirman que «no hemos recibido más que frialdad e imposición»

SUSANA CASTILLEJOSegovia

Las 3.940 firmas que vecinos de El Espinar entregaron ayer en el Obispado de Segovia para pedir que se reconsidere la decisión de trasladar al párroco, Valentín Bravo, así como la carta de protesta, se harán llegar también al nuncio apostólico del Papa en España, Renzo Fratini, y al propio Vaticano. Así lo afirma el consejo de pastoral y otros miembros de la parroquia de San Eutropio, que critican, «porque nos duele en el corazón, las formas y maneras que se han tenido en este caso por parte de nuestro obispo [César Franco]».

Según explican, «muchos le han llamado por teléfono y una representación del consejo de pastoral parroquial estuvimos hablando con él, otros le han escrito muchas cartas desde el corazón, pero no hemos recibido más que frialdad e imposición». En ningún momento «se ha tenido en cuenta cómo afecta este cambio en la parroquia a toda una comunidad cristiana», señaló Jesús Martín, quien reiteró que la decisión de trasladar a Valentín Bravo después de 31 años «ha generado indignación en todo el pueblo». Los promotores de la recogida de firmas recuerdan que el Papa Francisco les dijo a los nuevos cardenales que «la única autoridad creíble es la que nace de ponerse a los pies de los otros para seguir a Cristo». Con ese tipo de autoridad, señalan los feligreses de San Eutropio, «soñamos muchos en la Iglesia».

También se quejan de que «a nuestro obispo le hemos escuchado en El Espinar que los seglares somos importantes, pero a la hora de la verdad vemos que es mentira; nos utilizan, no se nos escucha ni se nos tiene en cuenta», lamentan. En cuanto al argumento de que «la penuria de vocaciones» ha obligado a reorganizar la acción pastoral, los vecinos se preguntan «qué estructuras se renuevan en nuestro arciprestazgo, más allá del cambio de un sacerdote por otro».

En Palazuelos de Eresma también han iniciado una campaña para reclamar la permanencia de su párroco. Vecinos de Palazuelos, Tabanera del Monte y Parque Robledo han remitido una carta al obispo de Segovia para pedirle que rectifique y no traslade al actual párroco de estas poblaciones. Pablo Montalvo llegó a esta parroquia hace trece años y «desde entonces, afirman, «ha trabajado sin descanso».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos