Vázquez recuerda a De Santiago-Juárez que todos, «incluido él», están «detrás de Casado»

Francisco Vázquez,l secretario autonómico del PP. /Ramón Gómez
Francisco Vázquez,l secretario autonómico del PP. / Ramón Gómez

El secretario autonómico del PP considera que «hay que acatar las reglas del juego» establecidas para los debates electorales autonómicos

El Norte
EL NORTESegovia

El secretario general del PP en Castilla y León, Francisco Vázquez, ha recordado este viernes al portavoz y vicepresidente de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, que ahora el presidente del partido es Pablo Casado y «todos, incluido él» están detrás para apoyarle. Así se ha referido Vázquez a las declaraciones que realizó ayer De Santiago Juárez durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, cuando aseguró que en el entorno de Casado debería haber «más Feijóo y más Herrera, y menos Aznar y menos FAES».

También le ha advertido de que hace escasamente nueve meses, cuando el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy dejó de serlo, el partido celebró un congreso en el que se refrendó a Pablo Casado como presidente del partido. Preguntado por esta misma cuestión, el presidente del PP-CyL y candidato a la Presidencia de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, consideró ayer que «no hay nada más aburrido que hablar de los políticos, de nosotros mismos».

En cuanto a la decisión de la Junta Electoral de que los dos debates autonómicos sean a cuatro, es decir, entre PP, PSOE, Cs y Podemos, dejando fuera a otros partidos como IU y UPL, Vázquez ha indicado que hay que «acatar» en todo momento las reglas del juego que establecen la Junta Electoral y la comisión organizadora. El PP no tiene «inconveniente» con la decisión tomada, según Vázquez, y por eso, ha aclarado que no se han pronunciado ni a favor ni en contra, sino que han dejado que lo haga el órgano competente, informa Efe.

Asimismo, ha recordado que es la primera vez que se celebran este tipo de debates en Castilla y León y que es la «única» comunidad autónoma que establece a través de una ley aprobada por las Cortes autonómicas la obligatoriedad de estos encuentros entre los candidatos a presidir la Junta.