Los vándalos han destruido al menos tres figuras en el yacimiento rupestre de Domingo García

Agresión en el yacimiento de Domingo García, en 2015. /El Norte
Agresión en el yacimiento de Domingo García, en 2015. / El Norte

Es uno de los más importantes de Europa en su género y ha sido objeto de numerosas agresiones en los últimos años

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

Uno de los mayores enemigos que el arte rupestre tiene es el vandalismo. Desgraciadamente, en Segovia esta lacra ha golpeado con demasiada frecuencia. Que se lo pregunten a los vecinos de Domingo García, donde el yacimiento al aire libre, uno de los más importantes de Europa en su género, ya ha sido objeto de numerosas agresiones. «En Domingo García, las agresiones se han producido una detrás de otra –confirmó Municio–. Durante los tres últimos años, se han perdido al menos tres figuras y se trata de agresiones intencionadas, a estacazo limpio. Es algo terrible».

La solución no es sencilla porque, como bien dice el arqueólogo, es complicado «poner puertas al campo». «Hay yacimientos que tenemos cerrados, como el de la Cueva de la Griega, porque el día que allí entre gente lo perderemos todo. En otros lugares hemos procurado instalar algún sistema de protección, pero las agresiones se producen de manera continua. Es complicado y yo, como arqueólogo, me enfado. Domingo García tiene la misma importancia que Siega Verde y Fod Côa, ambos en Portugal. Los yacimientos de Siega Verde y Fod Côa están declarados Patrimonio de la Humanidad e hipervigilados... El de Domingo García es Bien de Interés Cultural y no está vigilado. Lo dicho: a veces me enfado».