Usuarios de Fundación Personas se forman para trabajar en alojamientos

Participantes en el proyecto de Fundación Personas. /M.R.
Participantes en el proyecto de Fundación Personas. / M.R.

En el proyecto participan quince personas con discapacidad intelectual de los centros de día y ocupacional de Cuéllar

MÓNICA RICOCuéllar

Fundación Personas en Cuéllar ha puesto en marcha un nuevo proyecto formativo para sus usuarios. Quince de ellos llevan varias semanas participando en un proyecto de formación de operario de pisos en alojamientos, financiado con los 4.000 euros recibidos en la convocatoria de las ayudas de acción social de Fundación Caja Segovia y Bankia. Así, personas con discapacidad intelectual, usuarios de los centros de día y ocupacional de Cuéllar, se vienen formando en las habilidades y destrezas, así como en los valores sociales y comunicacionales necesarios para la realización de las tareas y funciones propias del perfil de operarios de pisos en alojamiento.

Todos ellos son usuarios del Centro Ocupacional Nuestra Señora de los Ángeles de Fundación Personas. El objetivo a corto plazo es que puedan tener una actividad terapéutica y rehabilitadora en un centro ocupacional. Por este motivo, según explican fuentes de Fundación Personas, el proyecto fue uno de los más reconocidos y valorados en la convocatoria de ayudas de acción social, «puesto que va dirigido a un colectivo vulnerable de personas con discapacidad», pero además fomenta el desarrollo rural, ayuda al asentamiento de población y dota a las personas de formación para la ocupación.

El colectivo de personas con discapacidad demanda una formación que les permita tener una ocupación a través de una actividad ocupacional protegida y apoyada. Por ello, la Fundación planteó un proyecto concreto, cercano y realista, que se ejecuta utilizando los propios medios de la residencia Mar de Pinares de Cuéllar y que consigue el desarrollo de la formación en el perfil de operarios de pisos en alojamientos.

El programa desarrolla actividades como el aprovisionamiento de 'office', control e inventarios de existencias; aprender a poner a punto habitaciones, zonas nobles y áreas comunes; mantener un control postural adecuado a la imagen que se quiere mostrar al cliente y a las normas de ergonomía que prevengan lesiones; y adquirir habilidades comunicativas eficaces y adecuadas para aplicarlas en el trato con los clientes y con su equipo de trabajo.

Los quince participantes en el programa también se están formando para diferenciar el tratamiento que se debe dar a los distintos materiales de limpieza empleados. Aprenden el manejo de los electrodomésticos a utilizar, a través de fichas y símbolos claros y sencillos; y conocen que deben vestirse adecuadamente con el uniforme propio de operarios de pisos en alojamientos.

Normas de higiene

El programa también incide en cuidar las normas de higiene que preserven la salud y una imagen orientada al servicio del cliente, y a conocer la prevención de riesgos en el puesto de operarios de pisos en alojamientos.

El proyecto comenzó el pasado 3 de julio y la fecha de finalización prevista es el 15 de noviembre, aunque se tiene la intención de mantenerlo en el tiempo. Durante estos meses se está ejecutando ya la formación teórica en el Centro Ocupacional Nuestra Señora de los Ángeles, mientras que la práctica tiene lugar en la residencia Mar de Pinares, ambos de Fundación Personas en Cuéllar.

«Todas las personas necesitamos satisfacer nuestro deseo de sentirnos útiles para nosotros y para el resto de la sociedad y este proyecto contribuirá a su consecución», aseguran desde Fundación Personas.