Mabel Lozano: «Los jóvenes empiezan a consumir sexo de pago»

El ágora del campus de la UVA en Segovia, lleno para ver el documental de Mabel Lozano. /Antonio Tanarro
El ágora del campus de la UVA en Segovia, lleno para ver el documental de Mabel Lozano. / Antonio Tanarro

La cineasta presenta en la UVA de Segovia su documental 'Chicas nuevas 24 horas' ante 400 estudiantes

Miguel Ángel López
MIGUEL ÁNGEL LÓPEZSegovia

Lo descubrió en unos anuncios de prensa y esa cruda realidad le impulsó a titular así su documental 'Chicas nuevas 24 horas'. Mabel Lozano, presentadora de televisión, productora y cineasta, llegó a la dirección de cine casi a la vez que descubrió la enorme lacra social que es la trata de personas, sobre todo de mujeres forzadas a la prostitución.

Así lo expuso este martes en el ágora del campus María Zambrano de la UVA ante cerca de cuatrocientos estudiantes de Secundaria y Bachillerato, en una jornada de sensibilización que forma parte del programa de prevención de la Violencia de Género y en Defensa de los Derechos Humanos que está desarrollando desde hace dos años la Consejería de Educación. La trata de mujeres, afirmó Lozano ante los alumnos, «es un delito que vulnera los treinta y un artículos de los Derechos Humanos».

Es «una barbaridad», comentó la directora general de Política Educativa, Pilar González, y por eso ver el documental de Mabel Lozano es «una oportunidad para que los alumnos caigan en la cuenta de lo que es la trata, para que se pongan en la piel de la persona que esclaviza y de la persona esclavizada, de la cosificación de las personas que se produce en este importantísimo problema social».

«La trata de mujeres es un delito que vulnera los treinta y un artículos de los Derechos Humanos» mabel lozano, directora de cine

De hecho, las víctimas de trata están reconocidas por la ley como víctimas de violencia de género. Carmen Well, gerente territorial de Servicios Sociales, comentó al respecto que la Junta de Castilla y León está haciendo un estudio en la comunidad desde 2017 para detectar, en todas las provincias, cuántas víctimas hay. Son unas 2.500 mujeres las que han salido a la luz, «y de ellas 41 han reconocido que son víctimas de trata y, por tanto, de violencia de género».

En la región se ha consolidado una red de cinco entidades que colaboran en esta fase de detección, añadió, y «a partir de ahora comenzará el trabajo para aplicar un protocolo de actuación para estos casos».

Engañadas

Es una labor aún incipiente. Queda mucho por hacer para eliminar esta lacra porque, como explicó Mabel Lozano a los estudiantes, «ocho de cada diez mujeres que se dedican a la prostitución son obligadas a hacerlo». Estas mujeres víctimas de trata llegan a España engañadas, muchas veces, como en el caso de las rumanas, enamoradas por un 'lover boy', un captador que solo pretende hacerlas caer en la red.

Lozano lo ha documentado en varias películas, en la primera 'Voces contra la trata de mujeres', que rodó en 2005 y que entonces «no vio nadie» y que hoy se utiliza para la formación de las fuerzas y cuerpos de seguridad, en 'Chicas nuevas 24 horas' y en 'El proxeneta', que también es un libro sobre la realidad de la prostitución.

«El cine es una de las grandes herramientas transformadoras, porque incide en el imaginario, y estamos ante chavales que son nativos digitales, sería muy difícil hablarles de la trata y de la prostitución sin más, y a través de las imágenes y de testimonios en primera persona van a ver que estos no es fronterizo, no es extracomunitario, la trata está en nuestro país, está en nuestras calles, en las plazas, en las rotondas… Son esas mujeres que a veces estos chavales estigmatizan porque nadie les ha contado lo que hay detrás, la realidad», subrayó Mabel Lozano.

«A través de las imágenes y de testimonios en primera persona van a ver que no es fronterizo» mabel lozano, directora de cine

Los estudiantes lo vieron, y luego hablaron con la cineasta de que «en España la prostitución se nutre de la trata de personas, de la inmigración irregular», y también de «qué mundo queremos». De ahí la importancia de esta iniciativa, que implica una oportunidad para «trabajar con chicos muy jóvenes para contarles una realidad que tienen enfrente, para que sepan que es algo con lo que conviven, y ellos tienen que decidir qué tipo de sociedad están trabajando».

Procedentes del porno en Internet

Hay, además, otros signos de peligro. Estos chicos, entre 14 y 16 años, están despertando a su sexualidad y, destacó Lozano, «están empezando a consumir sexo de pago porque vienen del consumo del porno en Internet, porque se están educando en relaciones afectivo sexuales a través del porno… y nadie les ha informado de este delito que vulnera todos los derechos humanos».

Por eso, porque es un 'negocio' que genera 32.000 millones de dólares al año, el segundo de los ilícitos después del tráfico de armas, y porque España «es el primer país de tránsito y destino de mujeres víctimas de trata en Europa», como explicó a los estudiantes, consideró la cineasta que «es importante a estas edades generar un pensamiento crítico, debatir con ellos, contarles cuál es la cara de la prostitución y la trata, y hacer de ellos hombres y mujeres comprometidos a través de la educación y del cine como un lenguaje audiovisual que para ellos es más fácil de entender».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos