Los turistas tientan en Segovia al gordo de Navidad en los meses de verano

Público en la administración de lotería de la calle Cervantes./A. de Torre
Público en la administración de lotería de la calle Cervantes. / A. de Torre

Los segovianos suelen esperar hasta noviembre y diciembre para comprar sus décimos

MARÍA MARTÍNEZSegovia

Quedan menos de cuatro meses para que las bolas comiencen a girar ante la expectación de todos los españoles y turistas por la posibilidad de llenar sus bolsillos. 400.000 euros al décimo están en juego y casi ningún turista que llega a la ciudad de Segovia pasa de largo la posibilidad de quedarse sin ellos; y muy pocos pasan de largo los despachos de Lotería. Aunque han pasado más de 200 años de la creación del sorteo, se mantiene viva la ilusión del sentimiento de fortuna generado por el sorteo de Navidad. Y es tradición cuando se viaja comprar décimos para familiares y amigos.

La Lotería del sorteo extraordinario de Navidad se comenzó a vender en julio, y el hecho, casualidad o suerte, de que en Segovia estén tocando tantos premios ha logrado que las compras aumenten en verano, aunque sean más en diciembre. «Indudablemente influye bastante que haya tocado la lotería en Segovia para que la gente compre, pero sobre todo es en la época de Navidad, ahora se olvidan», declara José Ramón González, titular de la administración número 8 en la plaza de la Universidad.

En el caso de la número 2, situada en la calle Juan Bravo, casi en la Plaza Mayor, dieron el gordo en el año 2000 de manera íntegra con el número 49.740; el cartel del premio sigue en el escaparate, lo que hace que los clientes fieles acudan aún con más asiduidad. Aunque ahora el negocio está en los turistas, los lugares de venta de lotería coinciden en que su preferencia es quedarse con los clientes habituales, sobre todo si su establecimiento no se encuentra en un lugar céntrico.

Ahora mismo, los que más adquieren los décimos de Navidad son los turistas, para ellos y regalárselos a sus familiares o amigos. Esta situación se da en la mayoría de casos en los despachos del centro de Segovia, por donde realizan su tránsito por la ciudad. «Un segoviano se espera a diciembre o un poquito antes, pero claro, ahora sobre todo es el turismo el que más compra décimos para el sorteo de diciembre».

Compartidos

Si hablamos de edad, la lotería la compran de todas, pero, normalmente, los jóvenes tienden más a compartir décimos y los mayores a acudir a por los suyos propios. En cualquier caso, son las personas en edad adulta las que más invierte en este sorteo. «Hay gente mayor muy aficionada a la lotería de Navidad y gente joven que también se está aficionando», añade Alicia García de la administración número 2.

Hay gente que va a por un número concreto, aunque la mayoría de los compradores siguen insistiendo en las mismas terminaciones de siempre. «Las que más piden son las del 3, 5, 7, y 9, los impares», sostiene Mari Cruz García, de la administración número 7 en la calle Gobernador Fernández Jiménez. José Ramón, de la número 8, añade a la lista el 13, el 15, el 69 y, el 19; es decir, para conjurar la mala suerte, el de la 'niña bonita', el del componente erótico y el último de los mencionados por ser el año actual.

En las dos primeras semanas, los vendedores estimaban que ya habían vendido un 5% de la Lotería de Navidad. «Ahora se compra menos lotería, cuando tocó el gordo subió mucho y ahora apreciamos que la venta va decreciendo despacio, poco a poco», alegaban en la administración de la plaza de la Universidad. Aún así, en la número 7 las vendedoras mostraban su convencimiento de que este año la gente acudirá a comprarla como siempre. «Ahora hay muchos juegos, pero la lotería de Navidad siempre es la lotería de Navidad, es de toda la vida».

El sorteo se celebrará como suele el 22 de diciembre, día en el que los 100.000 números posibles entrarán en juego para dar una alegría a los afortunados. Y aunque desde 2013 Hacienda «meta mano» en los bolsillos, como dicen los vendedores de Lotería, los segovianos y turistas continúan con la esperanza de llevarse un «buen pellizco», a pesar de que todas sigan viendo válida, si no les toca, la frase «todavía te queda la salud». Segovia desea que la suerte de 1992 en Cantalejo y del año 2000 en la capital se vuelva a repetir. Que se mantenga la racha de premios que se suceden en los últimos tiempos, en la lotería nacional y en otros juegos de azar.