Turismo de Segovia firmó más de 460 contrataciones de guías el año pasado

Grupo de turistas extranjeros en la puerta del Alcázar. /A. de Torre
Grupo de turistas extranjeros en la puerta del Alcázar. / A. de Torre

La central de reservas facturó 688.000 euros en 2018 mediante la comercialización de los productos turísticas y la venta de entradas

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La Asociación Profesional de Guías Oficiales de Segovia cerró en 2018 un buen año para su actividad. La organización calculaba recientemente un repunte algo superior al 10% en la cifra de contrataciones para la realización de visitas con respecto a temporadas anteriores. Y eso que los meses en los que empieza notarse el frío, fundamentalmente noviembre y diciembre, no suelen ser demasiado propicios para su trabajo. Por su parte, la empresa municipal Turismo de Segovia da testimonio y ratifica en su balance la mejoría detectada por los guías oficiales de la capital.

Según apunta la concejala de Urbanismo, Turismo y Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, los buenos resultados obtenidos el curso pasado en cuanto a viajeros y pernoctaciones, convirtiendo 2018 en un año de récord para el sector local, también han tenido su repercusión positiva en la contratación de guías. Estas relaciones laborales entre la oferta municipal y los 'cicerones' cualificados se han visto favorecidas por el aumento de la demanda registrado en la central de reservas. La edil concreta que a lo largo del ejercicio pasado se efectuaron «más de 460 contrataciones de guías locales para atender la demanda» planteada principalmente por grupos privados, aunque también para satisfacer y prestar cobertura a las visitas guiadas programadas normalmente por la empresa dependiente del Ayuntamiento.

Claudia de Santos ensalza que este volumen de contratos también es un acicate que repercute en la generación de empleo en el ámbito local y, por ende, en la economía de la ciudad. En cuanto a la facturación obtenida por medio de la comercialización de las distintas opciones que integran el paquete de recorridos guiados por Segovia, en 2018 se ingresaron 688.000 euros, según los datos facilitados por la concejala de Turismo, Patrimonio Histórico y Urbanismo.

Herramientas tecnológicas

La Central de Reservas, ente encargado de gestionar la oferta de visitas y que asume otras funciones como la venta de entradas para espectáculos, empezó a funcionar en 2008. A juicio de los responsables del Ayuntamiento, este centro «optimiza la calidad de la oferta turística mediante la utilización de las nuevas tecnologías como herramientas que favorecen a su vez la difusión de los atractivos culturales y turísticos de la ciudad».

Así, el cliente puede tener acceso a un amplio conocimiento de las iniciativas turísticas que se ofrece. La central, además, «pone en valor los productos turísticos existentes, diversifica la oferta e incrementa la competitividad de las distintas propuestas y servicios que se prestan», añade la empresa municipal en su balance a lo que fue el ejercicio 2018. Entre las funciones que asume la labor que se lleva a cabo en la Central de Reservas, también se encuentra la de facilitar a pequeñas empresas el acceso a la comercialización «de alto nivel» de sus productos.

Es cierto que el repunte de la actividad no es igual para todos estos profesionales. En la ciudad hay 23 guías oficiales que están inscritos en la asociación (en la práctica, el 80% de los titulados y autorizados por la Junta de Castilla y León).

Intrusismo

En lo que sí existe unanimidad es en la percepción de que el fenómeno del intrusismo continúa campando a sus anchas, lo que deriva también en una competencia desleal y un peor servicio. La llegada a la ciudad de más grupos de visitantes no solo incrementa el dinamismo turístico, sino que también deja al descubierto en muchas ocasiones la figura del organizador del viaje, provisto de sus correspondientes sistemas de comunicación para hablar a los integrantes de la expedición, pero que no es guía, tal y como se han quejado reiteradas veces representantes de la asociación.

Al menos el 20% de los grupos llegan sin guía oficial y no lo contratan en Segovia. Es un porcentaje incluso más elevado en las expediciones compuestas en la mayoría por turistas asiáticos, que vienen con un jefe de grupo que suele hacer de cicerone. Y con estos no es fácil adivinar si lo que cuentan de la ciudad es correcto. Pero sí con los que lo hacen en español y otros idiomas.