El turismo rural reclama el cierre de los negocios ilegales que ignoran el aviso de la Junta

El presidente de Aturacse, Domingo Asenjo (centro)./E. N.
El presidente de Aturacse, Domingo Asenjo (centro). / E. N.

El presidente de la asociación, Domingo Asenjo, aplaude los avances logrados en la regularización del sector

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La asamblea de la Asociación de Turismo Rural y Activo de Segovia (Aturacse) afianzó este martes su posición de pedir a la Administración regional mano dura para acabar con la competencia que suponen los establecimientos que se anuncian en portales de Internet especializados pero que sin embargo carecen de la autorización oficial para operar. El reelegido presidente de la asociación, Domingo Asenjo, subrayó que a partir de ahora el colectivo profesional va a reclamar a la Junta de Castilla y León que aquellos negocios que hayan sido advertidos por la administración y no hayan regularizado su situación tras el aviso de ésta sean sancionados e incluso clausurados.

Si bien, Asenjo precisa que se han producido avances y que la carta del Gobierno regional en la que informaba del endurecimiento de los controles sobre las viviendas que se anuncian en Internet y que carecen del pertinente permiso parece haber surtido efecto. Apunta que «la mayoría de los negocios advertidos han ido regularizando» su situación. Asimismo, indica que algunas de esas páginas web también han tomado nota de la advertencia de la Junta y han procedido a ir eliminando de su escaparate virtual los productos sin autorización. Asenjo no se olvida de la labor de control que también está desarrollando la Guardia Civil sobre los establecimientos.

Purines y cobertura

La asamblea también dio para abordar un viejo problema que padece el turismo rural en la provincia, que el de los purines y el mal olor que desprende estos restos originados en explotaciones ganaderas dedicadas al sector porcino. El presidente de Aturacse dice ser consciente del peso que tiene esta actividad en la economía segoviana y sobre todo en el medio rural. Por eso, no concentra tanto el esfuerzo reivindicativo en reclamar que no se concedan licencias a granjas, como en demandar que «la gestión de los purines sea diferente que hasta ahora para no perjudicar el medio ambiente y, en general, para no perjudicar a la provincia».

La asociación también ha acordado «fortalecer» la presencia en Internet. Asimismo, insistirá el pedir mejoras en la cobertura y en las conexiones digitales, ya que «unas tres cuartas partes del territorio provincial siguen siendo muy deficitarias» en cuanto a la señal de Internet, telefonía móvil y TDT.