El turismo de congresos deja dos millones de euros en Segovia

Asistentes a un congreso de la Unesco celebrado en Segovia. /Antonio de Torre
Asistentes a un congreso de la Unesco celebrado en Segovia. / Antonio de Torre

La cantidad de eventos organizados por entidades casi se ha multiplicado por ocho en los últimos díez años

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

La empresa municipal Turismo de Segovia acaba de despedir un año de récord. El patrimonio artístico, histórico y arquitectónico ocupa el primer lugar en la lista de motivaciones que atraen al viajero a la capital. Y esa riqueza monumental, amén de otros ingredientes como la gastronomía o las comunicaciones con Madrid o Valladolid, también adereza otro tipo de turismo que ha encontrado en la ciudad un punto de referencia y encuentro. Se trata del turismo asociado a la celebración de congresos, reuniones o cursos de formación organizados por el sector privado de los más variados ámbitos de la actividad.

La concejala de Turismo, Patrimonio Histórico y Urbanismo, Claudia de Santos, se detiene en su análisis a lo que fue 2018 en ensalzar las cifras que envuelven esta actividad, gestionada en la ciudad a través de la Convention Bureau en su oficina segoviana. La edil subraya el peso y la importancia crecientes del turismo de congresos, que el año pasado generó «un impacto en la economía local de dos millones de euros» aproximadamente.

De Santos fundamenta este dato en la afluencia de citas, el número de participantes en dichos eventos y su conjugación con las estadísticas que maneja en España la entidad que aglutina a las distintas oficinas de convenciones que están operativas en el país.

103 euros por persona y día

Dicha red, formada por 57 destinos, señala que el gasto medio de cada participante en un congreso fuera de su ciudad es de 103 euros. No solo ese desembolso, sino su estancia le convierten en un turista que hay que cuidar. La mayor parte de ese gasto medio por delegado y día va destinada a pagar la cuota de inscripción (25,9%) y el alojamiento (34,6%). La comida se lleva quince de cada cien euros, mientras que las compras que realice el visitante suponen el 11,4% de ese dinero que deja en la ciudad. El ocio roza el 9% del desembolso hecho durante la estancia segoviana.

La evolución de eventos que ha acogido la capital en los últimos diez años pone de relieve que la ciudad del Acueducto se ha consolidado como una referencia del turismo de congresos en España. En 2009, la Convention Bureau gestionó una docena de acontecimientos de este tipo. En 2018 fueron 92 las convenciones que eligieron Segovia para su desarrollo. Es decir, casi se han multiplicado por ocho en un decenio que además ha estado marcado por la crisis financiera y la depresión del consumo. En cuanto a la variación de un año a otro, el curso pasado se organizaron quince encuentros más que en 2017 y treinta más que en 2016, a tenor de las estadísticas recogidas en el balance de actuación de la Covention Bureau de Segovia.

Por sectores

La cifra de delegados participantes en estos eventos –y que visitaron, comieron, compraron o se alojaron en Segovia– también ha experimentado un incremento más que notable en diez años. Ese contingente de viajeros se ha multiplicado por siete, pasando de los 1.435 delegados registrados en 2009 a los 10.884 contabilizados al cierre del ejercicio 2018.

Los tres principales sectores de actividad a los que pertenecen las entidades organizadoras de las reuniones son, por orden de importancia, el médico-sanitario, el económico-comercial y la universidad. Los meses de marzo, abril, mayo, junio, septiembre, octubre y noviembre son los más demandados.