Triple oferta para todos los públicos en la feria de Fuentepelayo

Uno de los expositores de la feria gastronómica, durante la edición del pasado año./Mónica Rico
Uno de los expositores de la feria gastronómica, durante la edición del pasado año. / Mónica Rico

La variedad de los animales es uno de los atractivos de esta cita que se celebra el fin de semana

MÓNICA RICOFuentepelayo

Doce ediciones de la Feria de Alimentación, siete de la de mascotas y tres de la del regalo avalan la trayectoria de una de las citas más importantes que se desarrollarán en la provincia durante este fin de semana. La iniciativa tendrá lugar en Fuentepelayo, localidad conocida por sus eventos feriales, que durante las jornadas del sábado y el domingo ofrece triple atractivo para todos los que se quieran acercar hasta el municipio.

El certamen expositivo más longevo, de los tres que alberga la localidad este fin de semana, es la Feria de Alimentación, que cumple su duodécima edición, por lo que se puede hablar con contundencia de una iniciativa consolidada, tal y como aseguran desde la organización, desde donde tratan de seleccionar cada año los mejores productos gastronómicos para ofrecérselos a sus visitantes.

La Feria de Alimentación, que desde sus inicios se ha celebrado en fechas de diciembre, aprovechando el puente festivo de la Constitución y La Purísima, ha contado siempre con la presencia de profesionales del sector en distintos campos, como vinos y licores, jamones y embutidos, aceites, conservas, congelados o mieles, entre otros, permitiendo a los asistentes degustar y adquirir los productos más típicos y representativos no sólo de la provincia, sino de la región y de otros puntos de la geografía nacional que acercan a la cita lo más conocido y rico de su gastronomía.

En esta ocasión, quienes se acerquen hasta el pabellón multiusos Gabriel Martín, donde se ubicará la exposición, podrán probar y adquirir bacalaos, aceitunas y encurtidos, conservas, chocolates, vinos, embutidos, panes de diferentes harinas y todo tipo de bollería, cerveza artesana, dulces artesanos, licores, embutidos de caza e incluso panes tradicionales gallegos. Muchos de los expositores regresan año tras año a la cita, mostrando su «apoyo y fidelidad» a esta feria, según señalan desde la organización, desde donde apuntan que ello ha permitido a la muestra superar la simple exposición de productos «para convertirse en una plataforma de información y promoción del sector alimentario».

Hasta la cita acuden distribuidores, pero en su mayoría son particulares artesanos que quieren vender y dar a conocer sus productos en la zona. Para ellos, la feria supone un gran escaparate para el público en general y de forma especial para los amantes de la gastronomía, e incluso se les abre la posibilidad de ofrecerse a otros clientes como restaurantes o medianas y pequeñas superficies, cuyos responsables se acercan hasta la cita y muestran su interés en adquirir los productos que se exponen en la iniciativa. «La feria se convierte en un centro comercial de gran repercusión y resonancia pública», aseguran desde la organización.

La segunda de las ferias, según su longevidad, que se desarrolla también este fin de semana, es la dedicada a las mascotas, que celebra su séptima edición, la segunda consecutiva en estas fechas, unida a las exposiciones de alimentación y regalo. El cambio de fechas surgió el año pasado, teniendo en cuenta las dificultades de los expositores para poder acudir con los animales en distintas épocas del año.

La opción de diciembre fue bien acogida por los expositores, teniendo en cuenta que los animales pueden realizar bien los viajes. Además, desde la organización, tal y como apuntó el alcalde de Fuentepelayo, Daniel López, se consigue agrupar ferias, con lo que bajan los costes de organización y personal, a lo que se suma la oferta de más opciones al público y mayor variedad de elección, con lo que se aumentan las cifras de público potencial.

En esta cita se podrá disfrutar de una amplia variedad de animales, que se expondrán en el recinto ferial La Panera, donde además de los stands expositivos existe una zona delimitada para las actividades, como un concurso infantil de dibujo, en el que los pequeños demostrarán su arte reflejando sobre el papel sus mascotas, o un certamen de disfraces para mascotas, en el que todos los participantes recibirán premios y regalos. En la zona expositiva, los visitantes podrán encontrar principalmente aves, como gallinas mapuches, faisanes azules, comunes o venerados, gallinas gigantes de Jersey, palomas valencianas o de Nuremberg, o diversos tipos de patos, entre otros. Una larga lista de razas y especies entre las que tampoco faltarán algunos mamíferos que llaman la atención del público fiel a esta iniciativa, como los cerdos vietnamitas. Además, en los stands se facilitará al público información sobre el cuidado de su mascota, su higiene, alimentación, hábitos, alergias o enfermedades; además de ofrecer información sobre las especies que están expuestas, su lugar de procedencia o de cría, entre otras características de cada animal y asesoramiento sobre la raza o el animal más adecuado para cada uno.

Con el fin de hacer la feria más atractiva para todo tipo de público, desde el Ayuntamiento se optó, hace dos años, incluir una pequeña muestra con detalles para regalar. Hoy, ya con entidad propia, se celebra la tercera edición de la Feria del Regalo, que contará con 16 expositores que mostrarán y pondrán a la venta multitud de productos en la que los visitantes ya podrán realizar sus compras de cara a las próximas fechas navideñas.

En esta ocasión se ofrecerán productos de textil, donde no faltarán los de abrigo (gorros, bufandas, cuellos, guantes...) tan demandados y útiles en estas fechas, en las que el frío comienza a ser uno de los protagonistas; de bisutería, tan socorrida como vistosa e ideal para regalar estas fiestas; o juguetes, donde los más pequeños tendrán la posibilidad de elegir y plasmar en sus cartas para los Reyes Magos, dentro de una amplia variedad. También se suman a la oferta otras posibilidades de regalo, como animales de adorno, colchones, productos de aloe vera, adornos, figuras y esculturas talladas con motosierra, pinturas y cuadros, agendas, fundas para teléfonos móviles, jabones, artesanía en piel e incluso robots de cocina en los que crear ricas recetas con los productos adquiridos en la Feria de Alimentación.

El sector del regalo llegó a la cita con el fin de que ésta continuara avanzando y revitalizando la economía tanto del municipio como del propio sector, y se establece como una plataforma importante para ayudar a la difusión y venta de los productos que allí se exponen, como unos de los productos más activos y atractivos durante estas fechas.

Oportunidad única

La triple feria de este fin de semana ofrece una oportunidad única para probar, comprar y aprender todo lo relacionado con la alimentación y la gastronomía, además de poder realizar las compras para poner en la mesa los mejores productos navideños, sin olvidarse de los mejores detalles para regalar e incluso la posibilidad de aprender mucho más sobre los animales, con la idea de poder regalar una mascota en las próximas fiestas.

A esta gran oferta, se suma un programa de actividades para niños y mayores que dinamizarán el evento durante los dos días de celebración. Mañana a las 12:00 horas tendrá lugar la apertura de las ferias, en los pabellones Gabriel Marín y La Panera, y una hora después llegará la primera actividad con tintes gastronómicos: una cata de judiones, uno de los platos estrella de la gastronomía provincial, y vino.

Por la tarde, los pequeños tendrán la oportunidad de participar en el concurso 'Dibujo mi mascota', en el recinto La Panera, para, más tarde, trasladar la actividad de nuevo al pabellón multiusos, que acogerá la actuación de Miriam Ferreruela. Además, antes del cierre de las puertas, en torno a las 21:00 horas, tendrá lugar un sorteo de productos, entre todos aquellos que hayan realizado sus compras en los stands durante la jornada.

 

Fotos

Vídeos