Tres informáticos declararán por el borrado de historias clínicas de iDental

Asamblea informativa de afectados de iDental realizada en Segovia en julio de 2018./A. T.
Asamblea informativa de afectados de iDental realizada en Segovia en julio de 2018. / A. T.

El juez José De la Mata les imputa por desobediencia tras ordenarles en agosto el volcado de los datos de miles de pacientes

Jorge Moreno
JORGE MORENOSegovia

El juez José de la Mata, titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, que se encarga de la investigación por el cierre de las clínicas de la empresa iDental, ha citado a declarar para el martes 8 de enero, en calidad de investigados, a tres técnicos informáticos de la empresa OVH Hispano S. L. a los que el magistrado les imputa haber desobedecido su orden de guardar y entregar cientos de historias clínicas.

Los tres responsables de la empresa investigada son Matilde T. C., Belén R. N. y Henryk K. a los que en un auto de agosto del año pasado el juez encargó llevar a cabo la salvaguarda de la información contenida en los servidores de la filial en España de OVH SAS, cuya sede está en la ciudad francesa de Roubaix, del departamento Nord. Según la investigación judicial, iDental tenía 25 servidores y 2 racks (un armario informático donde se almacenan miles de documentos) contratados con la sociedad UCSO Gestiona, con sede en Alicante. Con un mandamiento judicial, la Comisaría General de la Policía trasladó a los responsables de esta compañía la petición para que realizasen el volcado de la información contenida en dichos equipos.

Sin embargo, tras meses de investigación por parte del juzgado de la Audiencia Nacional, el pasado 19 de diciembre un representante de la empresa informática comunicó al juez que se había eliminado el contenido de mismos, cuya información se pretendía volcar. La Policía ha comprobado que, con fecha 26 de octubre de 2018, se notificó al departamento técnico de la empresa OVH la existencia de «un ataque informático a uno de los servidores de los que se había ordenado salvaguardar», información ésta que fue recibida desde Francia.

Aunque a mediados de diciembre pasado se intentó recuperar los datos sobre las historias clínicas de los pacientes de iDental, los técnicos aseguraron que «el contenido de todos ellos ha sido completamente eliminado», sin que «existan opciones reales para poder hacer una recuperación de dicho contenido de forma automática».

La explicación que dio la compañía al juzgado es que se ejecutó la eliminación de la información de los servidores el pasado 14 de diciembre, ya que se había generado una deuda del cliente (iDental y las mercantiles contratadas), lo que provocó «el cierre de los mismos por incumplimiento de condiciones de facturación». Esta actuación ha generado fuerte malestar en la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que solicitó el pasado 26 de diciembre en un informe, que se incoara un procedimiento penal separado contra los representantes y responsables de OVH Hispano Sarl y OVH Sarl, la matriz francesa.

Por este motivo, el magistrado José de la Mata ha citado a declarar el 8 de enero en Madrid a los tres investigados, a los que imputa un presunto delito de desobediencia. El juez sostiene, en un auto del pasado 26 de diciembre, que los técnicos de las compañías estuvieron en contacto con personal del Ministerio de Justicia y unidades de la Policía, y pese a ello «procedieron unilateralmente a borrar».

El borrado de miles de datos de pacientes de las clínicas iDental, que tenía sedes en Segovia, Salamanca, y Valladolid, entre las 23 clínicas abiertas en toda España ha complicado más la investigación judicial.

María Juárez, portavoz de la Plataforma de Afectados iDental Unidos (PAIU), calificó de «lamentable lo sucedido. Hay gente enferma por las intervenciones que realizaron, otros con hepatitis o esperando completar el tratamiento y esta actuación complica más aún el problema». Los afectados se han puesto en manos de despachos de abogados y del Ministerio Público para demandar a los responsables de iDental. En Segovia se calcula que hay alrededor de cuatrocientos afectados.

 

Fotos

Vídeos