Las marionetas se rebelan contra los residuos

Representación de la compañía Tàbola Rasa, ayer. /Pablo Martín / Efe
Representación de la compañía Tàbola Rasa, ayer. / Pablo Martín / Efe

La compañía Tàbola Rasa abre con el espectáculo 'Fábulas', que lleva ocho años recorriendo Francia

EL NORTESegovia

Montones de residuos y un planeta al borde de la destrucción por la acción humana es el desolador panorama que presenta la obra inaugural del Festival Internacional de Títeres de Segovia, Titirimundi, un estreno en España de la compañía Tàbola Rasa que pretende concienciar a la sociedad. El teatro Juan Bravo acogió ayer este espectáculo que da el pistoletazo de salida a la XXXII del festival en el que participarán 33 compañías de 14 países hasta el próximo 15 de mayo, informa Efe.

El director de la compañía francesa Tàbola Rasa, Olivier Benoit, explicó en declaraciones a los medios que el espectáculo 'Fábulas' lleva ocho años girando por Francia y más de 280 actuaciones acumuladas. Sin embargo, la inauguración de Titirimundi es el primer escenario que acoge la versión en castellano en la que se representan 14 de las fábulas de Jean de la Fontaine.

La rápida desaparición que están experimentado los animales, conocida como sexta extinción, o la creación del séptimo continente, compuesto por una placa de desechos plásticos que flota en el Pacífico Norte, son los pilares sobre los que gira esta obra, cuyo objetivo «no es tocar la razón si no el corazón» de los espectadores, ha asegurado. Además, este espectáculo refleja la esencia y la diversidad de Titirimundi, ya que aglutina gran parte de las técnicas empleadas por los artistas de la marioneta desde títeres o sombras hasta el teatro de objetos o el juego de actores.

La primera jornada de Titirimundi acogió ocho de las 383 actuaciones programadas para estos días en espacios emblemáticos de la ciudad como la Plaza Mayor, San Martín, el Paseo del Salón, la plaza de la Artillería, la Alhóndiga, el Museo Esteban Vicente, la iglesia de San Nicolás o el Palacio de Quintanar, entre otros.

Las previsiones de visitantes son «buenas», según la directora del festival, Marián Palma, ya que es un acto cultural que sigue contando con la «esencial» implicación del público, tanto de Segovia como del exterior, y cada año logra aumentar o mantener las cifras de citas anteriores. No obstante, recalcó que el tiempo es un factor «determinante», y aunque las dos últimas ediciones han estado marcadas por el agua, las previsiones para estos cinco días son más estables, por lo que se ha mostrado confiada en que cerca de 50.000 espectadores disfruten de la magia y el arte de los títeres.

La venta de entradas es otro de los índices que avanzan un nuevo éxito de Titirimundi, ya que de las 13.000 que se ponen a la venta para teatros y patios 4.000 se vendieron el primer día de taquilla y de los más de 200 pases previstos en estos recintos en torno al 60 por ciento ya han colgado el cartel «agotado».

 

Fotos

Vídeos