El festival de Segovia hace un guiño a los titiriteros condenados por enaltecer el terrorismo

El festival de Segovia hace un guiño a los titiriteros condenados por enaltecer el terrorismo

Julio Michel recuerda que ‘Punch & Judy’ «es puro teatro de cachiporra, transgresor e irónico y su protagonista es simpático pero hace lo que quiere, es libertino, egoísta con una maldad intrínseca»

EL NORTEsegovia

El arte de la marioneta, la vida y los sueños suspendidos de un hilo han hecho de Segovia un espacio de referencia nacional e internacional desde hace treinta años a través del festival Titirimundi, que cada mes de mayo florece en la ciudad para hacerla «más acogedora, amable y colorista». Las calles, plazas, teatros y patios acogen hasta el domingo el mayor festival de títeres de España, en esta ocasión con la novedad de Rusia «por su riqueza artística y vinculación con las artes de la marioneta desde la época de la Revolución», explica el director del certamen, Julio Michel.

«Lo verdaderamente novedoso es conseguir un programa interesante después de treinta años porque no se trata de impresionar más o menos sino de promocionar los títeres», reflexiona durante una entrevista con Efe. Y todo ello a pesar de que Titirimundi «es un festival más débil de lo que parece porque, aunque esté en lo alto del éxito y del prestigio, tiene menos presupuesto que hace quince años». La retirada de importantes patrocinadores ha supuesto 32.000 euros menos para esta edición, que cuenta con un presupuesto de 250.000 y que, según Michel, «afectará no tanto a los espectáculos, que mantendrán su calidad, como a la programación, que debería durar como mínimo una semana y solo da para cuatro días».

Michel anuncia que esta edición contará con guiños a los titiriteros acusados hace tres meses en Madrid de enaltecimiento del terrorismo y delito contra las libertades y derechos fundamentales, una acusación «desgraciada y antidemocrática», a su juicio. De hecho, recalca que una de las obras tradicionales de Titirimundi Punch & Judy, del británico Rod Burnett, «es puro teatro de cachiporra, transgresor e irónico y su protagonista es simpático pero hace lo que quiere, es libertino, egoísta con una maldad intrínseca». En este sentido, defiende que todos tenemos «esa parte oscura» y que es bueno reírse de las debilidades para superarlas. Para el director del festival, ni esto ni la representación de los titiriteros en Madrid suponen una incitación a la violencia, sino que cumplen la función contraria, «liberadora y pacífica a pesar de las apariencias». También compara a muchos de los políticos actuales con el protagonista de esta obra infantil y asegura que «hay algunos que son infinitamente más corruptos que Mr. Punch».

Recomendaciones

Entre las recomendaciones que hace el director de Titirimundi a quienes se acerquen a cualquiera de los treinta espacios de la ciudad que acogen los diferentes espectáculos, figura Os Bonecos, de Santo Aleixo, que homenajea las tradiciones de la península y es «una de las más hermosas obras dentro del teatro de marionetas de todo el mundo». También destaca una versión para títeres y actores del marqués de Sade, Filosofía en el tocador, solo para adultos pero que «dejará huella en el público y posiblemente polémica por la crudeza del lenguaje que emplea», además de la titulada Petit théâtre de gestes o Tria Fata de la compañía La Pendue, que se encuentran entre sus favoritas.

El festival de Titirimundi nació en 1986 con vocación regional, de hecho el primer año tenía más representaciones en el resto de Castilla y León que en Segovia, pero esta esencia acabó perdiéndose «porque hubo quien no lo entendió y cuando se depende de los políticos hay vaivenes en función de la sensibilidad del responsable de turno», lamenta. Ahora trata de recuperar y de superar esta vocación traspasando fronteras, ya que con el tiempo «un festival que nació maduro ha evolucionado consiguiendo una enorme difusión en España y en Europa», y es que este año también viaja a Extremadura, Navarra, Madrid y el resto de Castilla y León con la vocación expandir y promocionar las artes de la marioneta, concluye.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos