La taquilla de la plaza de toros de Cuéllar cierra el primer día con la venta de unos 200 abonos

Fraile, en la cola para adquirir su abono. /M.R.
Fraile, en la cola para adquirir su abono. / M.R.

El alcalde, Carlos Fraile, confía en que este ritmo se siga manteniendo los próximos días

MÓNICA RICOSegovia

Contento y sorprendido se mostraba ayer el alcalde, Carlos Fraile, ante la buena acogida que ha tenido la feria taurina de Cuéllar, al menos en la primera jornada de venta de abonos, en la que se esperaba cerrar el día con una cifra de en torno a unos 200. El Ayuntamiento espera que este ritmo se siga manteniendo en las próximas jornadas. Fraile ofreció estos datos mientras adquiría sus propios abonos para la Feria de Cuéllar. Según dijo, hay que dar ejemplo«y que el propio alcalde se sume a esos #yovoyalostoros y #vuelve la feria», hastags creados para tratar de impulsar los festejos de plaza a través de las redes. El regidor destacó que «hemos apostado por levantar los festejos taurinos de Cuéllar, que la gente vuelva a la plaza, aún sabiendo que no es fácil, que es una tarea que nos va a costar estos cuatro años».

Su intención es recuperar el público en la plaza«con los carteles que hemos presentado y con este pequeño gesto», además de demostrar «que apostamos porque Cuéllar vuelva a tener una feria de entidad como tuvo hace años». Fraile destacó la importancia de los festejos de plaza para el beneficio del encierro. «Si tenemos un festejo por la tarde de una entidad suficiente, con unas ganaderías acreditadas, el encierro va a ganar en autenticidad, en pureza y con una selección del ganado mucho más óptima que si no tuviéramos festejo por la tarde», aseguró.

Por ello reiteró su invitación a los vecinos de Cuéllar y de la comarca, así como a las peñas y asociaciones (que suponen el grueso de los abonos y que aún no los han adquirido), a sumarse a la iniciativa de relanzar la feria y acudir a la plaza a los festejos.

Respecto a quienes se pregunta qué ocurre con los anteriores tendidos de sol y sombra, puesto que este año únicamente hay entradas y abonos de sol o de sombra, el regidor apuntó que realmente así está divida la plaza, en dos tendidos. Señaló que la zona superior de los toriles, donde tradicionalmente se ubicaba el abono de jubilados, mantiene el precio de sol, es decir, un coste de «50 euros por seis festejos, cuando el año pasado eran 49y no incluía ni los cortes ni el espectáculo que vamos a realizar el viernes. Quien saque el abono en ese tendido sale beneficiado», aseguró.

Negó el buen dato en la venta de abonos se deba a que muchos hayan querido aprovechar el adquirir tendidos de lo que antes era sol y sombra al precio de sol, puesto que, al menos en la jornada de ayer, las ventas fueron de lo más variadas, desde renovaciones de abonados hasta algunos habituales que han comprado más abonos que en años anteriores.

5.000 localidades

La plaza de toros de Cuéllar, de tercera categoría, cuenta con algo más de 5.000 localidades. Se restaron algunas cuando se realizaron las obras de mejora del palco y del total también se detraen las que ocupa la Banda Municipal de Música. Fraile apuntó que también se ha optado por no vender hasta el final las entradas que se sitúan sobre los vomitorios, puesto que por el riesgo de caída en altura ha sido necesario aumentar el tamaño de las barandillas, por lo que existe algo menos de visión.

Fraile tambiénseñaló taquilla se está organizando con la intervención municipal, y que tanto el interventor como la tesorera habían acudido hasta las instalaciones en la plaza de toros, puesto que «esto no deja de ser dinero público, tiene que estar debidamente fiscalizado, y por nuestra parte, la máxima transparencia».