El taconeo de Sara Baras maravilla en el Juan Bravo

La bailaora flamenca Sara Baras. /A. Tanarro
La bailaora flamenca Sara Baras. / A. Tanarro

La bailaora flamenca inaugura la programación del centenario del teatro segoviano con un espectáculo repleto de ‘Sombras’

EVA ESTEBANSegovia

La expectación por ver el nuevo espectáculo ‘Sombras’ de la bailaora flamenca Sara Baras era absoluta. El viernes 19 de enero era desde hace tiempo una fecha marcada en rojo en el calendario de la sociedad segoviana, no solo por recibir una vez más con los brazos abiertos a la que fuera Premio Nacional de Danza en 2003, sino porque el teatro Juan Bravo reabría sus puertas de forma oficial tras las restauraciones llevadas a cabo con motivo de su centenario. La ocasión lo merecía. Tal y como apuntaba la diputada del Área de Cultura y Juventud, Sara Dueñas, «cien años de un espacio cultural tan importante como este no se cumplen todos los días».

La primera de las sorpresas llegó una hora antes del inicio de la función. La fachada del renovado teatro abrió sus ventanales y se tiñó de violeta para amenizar la espera del más de medio centenar de ‘madrugadores’ que se agolpó en la Plaza Mayor. Ante la mirada atónita de los presentes, un cuarteto de cuerda compuesto por profesionales del Conservatorio de Segovia interpretaba los primeros acordes de lo que sería un concierto en homenaje a los célebres compositores españoles Isaac Albéniz y Manuel de Falla. «Queríamos que mientras la gente hacía cola para acomodarse en sus butacas escuchara música de estos artistas, puesto que creemos que encaja perfectamente con el desarrollo del espectáculo de Sara Baras», incidía la diputada de Cultura.

Un cuarteto de cuerda amenizó la espera con un concierto desde los ventanales del teatro

«Espectacular» o «solo por ver esto ha merecido la pena pasar frío» fueron algunas de las proclamaciones entre el público a pie de calle. «Era una exhibición que ya realizamos con un grupo de jazz en la reapertura y a la gente le encantó, por lo que hemos querido volver a repetirlo», explicó Dueñas. Al son de las melodías del cuarteto segoviano y entre los tímidos aplausos del los asistentes comenzaban a llegar los primeros invitados. Una alfombra roja impoluta y dos grandes carteles con la imagen del centenario daban la bienvenida a las casi quinientas personas que completaron el aforo. Solo la Catedral brillaba más que el teatro Juan Bravo. Pero en el interior llegaría lo mejor. La bailaora flamenca es muy querida en Segovia, y esa fue una de las razones por la que se decidió apostar por ella para un acontecimiento de tal calibre. «Sara Baras ya forma parte de la historia de este teatro», apresuró a recalcar Dueñas.

Un espectáculo de 'Sombras'

Nunca antes un título había simbolizado mejor la esencia de una representación. ‘Sombras’ no solo es el nombre que Baras lleva por bandera por toda la geografía española para presentar su nuevo espectáculo. Es también la característica fundamental de su actuación, con tenebrosos y sombríos contrastes de luz que colmaron la obra de emotividad.

La respuesta tanto del público como de la sociedad política y económica de la provincia fue «espectacular» desde el primer minuto. Así lo aseguró la diputada del Área de Cultura, quien además se mostró agradecida ante el respaldo y la «importante respuesta». «Las entradas se vendieron en muy pocos días, y eso quiere decir que ha despertado el interés», precisó. Si hay algo que desde la Diputación de Segovia y la dirección del Juan Bravo tenían claro desde el primer momento es que la celebración del centenario tenía que estar «a la altura» para poder implicar al público en un año significativo y relevante para la cultura de la provincia. «Es un aniversario que tenemos que celebrar juntos y esperamos que así sea». «El año traerá muchas sorpresas», apostilló Dueñas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos