La superficie agraria asegurada en la provincia apenas llega al 19%

Un agricultor en una parcela regada de cereal. /Fran Jiménez
Un agricultor en una parcela regada de cereal. / Fran Jiménez

UCCL, Asaja y UPA convocan para mañana una manifestación en Valladolid para exigir ayudas directas frente a los daños de la sequía

C. B. E. Segovia

Unión de Campesinos (UCCL), la Asociación de Jóvenes Agricultores (Asaja) y la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) hacen frente común para reivindicar soluciones eficaces a las pérdidas millonarias que va a sufrir este año el campo castellano y leonés. Sus representantes provinciales coinciden en que las medidas adoptadas hasta ahora por la Administración central y por la Junta de Castilla y León son «insuficientes» para paliar los daños ocasionados por la sequía y las heladas de la primavera.

Frente a ello, exigen ayudas directas, ya que tampoco los préstamos funcionan porque los bancos piden solvencia. Tres de cada cuatro peticiones están siendo denegadas, ponen de relieve en su queja por «la falta de sensibilidad» de la administración pública.

Las tres organizaciones profesionales van a marchar mañana por el centro de Valladolid en señal de rechazo y protesta. El representante de UCCL en Segovia, Juan Manuel Palomares, recuerda que la adversa meteorología que ha azotado el campo segoviano ha derivado en pérdidas que en el caso de los cereales se sitúan en torno al 65%. En los viñedos el perjuicio ha sido mayor, con mermas de hasta el 90%, sobre todo en la Denominación de Origen Rueda. En loas cultivos de pastos y forrajes, la reducción de la producción con respecto a un año normal es del 60% y del 80%, respectivamente.

La terna de asociaciones agrarias critica la política de seguros que ha seguido la administración. Palomares subraya que «solo el 19% de la superficie agraria está asegurada, cuando hace años era a la inversa».

Execión del IBI

Hace no mucho tiempo, la Junta aportaba 16 millones para ayudar a la contratación de las pólizas, cantidad que ahora se ha quedado en dos millones, precisa el responsable de Unión de Campesinos, quien llama la atención de «la grave falta de liquidez» que arrastran los profesionales, sobre todo los que se han incorporado en los últimos años.

Por su parte, Pedro Matarranz (presidente provincial de UPA) hace hincapié en «la excepcionalidad» de la situación para instar al Ministerio y al Ejecutivo regional a que tomen medidas eficaces. Entre las propuestas que hacen las tres organizaciones convocantes de la manifestación de mañana, el portavoz de la Unión de Pequeños Agricultores cita «la exención del IBI de las explotaciones y de viviendas en el medio rural», un gasto que puede situarse entre los 4.000 y 5.000 euros anuales, añade. Asimismo, rechaza la opción de aplazar el pago a la Seguridad Social porque «el problema se acumulará el año siguiente y nos cobrarán dos veces».

El representante de Asaja en Segovia, Guzmán Bayón, también ha propuesto la posibilidad de que haya exenciones en la tasa de riego, así como la revisión del modelo asegurador en cuanto a tarifas y rendimientos con el fin de que los profesionales puedan estar protegidos ante un panorama extraordinario como el que se está produciendo este año. «No vivíamos una situación tan dura desde hace muchos años», concluyen los portavoces agrarios, quienes auguran dos años «muy difíciles y con muchos gastos», ya que los costes se han multiplicado sin que los profesionales puedan repercutirlos en su producto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos