La famosa Choricera de Segovia vuelve a cobrar vida

Vista general de la finca y de los edificios principales de la fabrica La Choricera./El Norte
Vista general de la finca y de los edificios principales de la fabrica La Choricera. / El Norte

Suministros Transcose, que adquirió el emblemático edificio situado en el polígono del Acueducto por 2,4 millones en 2014, iniciará el lunes su actividad en él

El Norte
EL NORTESegovia

Han tardado más tiempo del inicialmente previsto, pero el traslado de Suministros Transcose a La Choricera será una realidad este lunes 22 de abril. Tras adquirir el edificio situado en el polígono del Acueducto por 2,4 millones en 2014, la empresa dedicada al suministro de recambios de automoción cambiará su actual tienda y almacén en la calle Guadarrama, donde han desarrollado su actividad los últimos dieciséis años, al emblemático edificio situado en la carretera de San Rafael. «La Choricera marcará un antes y un después para la empresa», afirmó Pedro Benito, dueño de Suministros Transcose, tras la adquisición del edificio.

Ayer fue el último día en el que atendieron al público en el centro del polígono del Cerro. «Parece que fue ayer cuando en 2013 inaugurábamos este gran almacén y nos pensábamos que íbamos a permanecer aquí para siempre. Afortunadamente, gracias al gran equipo humano que aquí trabaja, así como en el resto de sucursales y gracias a la confianza que depositan en nosotros día a día nuestros clientes, estas instalaciones se nos han quedado pequeñas», comunicó la empresa a través de su perfil de Facebook.

Desde que adquirió La Choricera, Transcose ha realizado cuantiosas inversiones para restaurar sobre todo las cubiertas, pues ha solucionado los problemas de goteras en 10.000 metros cuadrados y en la torre pequeña han quedado «resueltas de por vida», según apuntó Pedro Benito. Otro de los bloques de obras se ha centrado en los vallados del recinto, que estaban muy dañados, y el tercero incluye la zona de muelles y algunas demoliciones interiores (pues la empresa necesita adecuar la tabiquería para el almacén y el área de atención al cliente), además de las instalaciones interiores. El proyecto empresarial de Transcose requiere unos 7.000 metros cuadrados y un gran espacio de aparcamiento del que ahora no dispone en la calle Guadarrama.

El traslado no se traducirá, en principio, en la creación de nuevos puestos de trabajo: «No lo contemplamos, por lo menos en un número importante», aseguró el pasado noviembre Pedro Benito, quien no descarta que se pueda producir alguna contratación para una empresa que cuenta con alrededor de un centenar de mpleados y más de 50 vehículos repartidos en sus sucursales de Cuéllar y Cantalejo, y sus delegaciones de Ávila, Arenas de San Pedro, Arévalo y Soria, que suman más de 10.000 metros cuadrados.