Los sondeos arqueológicos en la parcela del centro Segovia IV «no alteran el ritmo» del proyecto

Parcela en la que se construirá el centro de salud de Nueva Segovia. /Antonio de Torre
Parcela en la que se construirá el centro de salud de Nueva Segovia. / Antonio de Torre

El consejero de Sanidad descarta que la intervención aprobada este martes por la Comisión de Patrimonio sea un impedimento para avanzar en las obras del centro de salud

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El consejero de Sanidad ha tirado de socarronería para asegurar que el procedimiento para la construcción del futuro centro de salud de Nueva Segovia (el conocido como Segovia IV) va «a buen ritmo». Y es que este martes se ha conocido la aprobación por parte de la Comisión Territorial de Patrimonio, reunida bajo la presidencia del delegado de la Junta, Javier López-Escobar, de la intervención arqueológica preventiva vinculada al proyecto para edificar el demandado centro asistencial.

El titular regional de Sanidad, Antonio María Sáez, ha recordado las alarmas que saltaron cuando expuso hace un año que en la parcela del barrio donde está proyecto levantar Segovia IV se ha detectado la existencia de restos de la cacera del Acueducto. «Muchos de ustedes se asustaron», ha dicho el consejero; sin embargo ha subrayado el mensaje de tranquilidad y asegura que este trámite es un paso más y no supone una demora añadida a la que ya acumula el futuro centro de salud.

«No se altera el ritmo de elaboración del proyecto», ha hecho hincapié Sáez Aguado. Así pues, la Administración autonómica «no considera un impedimento» la actuación aprobada por la Comisión Territorial de Patrimonio. Dicha intervención consiste en la «excavación de los sondeos de comprobación estratigráfica precisos para determinar la existencia o no de la antigua conducción del Acueducto en la parcela del barrio de Nueva Segovia en la que se va a construir el centro sanitario», tal y como ha informado la Delegación de la Junta en Segovia.

Para ello se plantea una batería de sondeos alternos a lo largo del corredor que coincide con la traza tradicionalmente sugerida para la conducción de agua. Esta actividad arqueológica autorizada ahora tiene carácter preventivo previa a la ejecución de las obras, apostilla la comunicación del Ejecutivo regional.