«Solo vemos el 5% de la ciudad romana, hay mucho por descubrir»

Luciano Municio, instantes antes de la conferencia/Antonio De Torre
Luciano Municio, instantes antes de la conferencia / Antonio De Torre

El arqueólogo Luciano Municio destaca la necesidad de profundizar en la investigación de una zona ganadera y artesana junto a la plaza del Azoguejo

LUIS JAVIER GONZÁLEZSegovia

Aunque con cautela, los arqueólogos están «empezando a intuir» otra zona de la ciudad romana de Segovia alejada del carácter nobiliario y acomodado. Sería un barrio de actividades artesanales y ganaderas fuera del circuito murado en el Azoguejo. Es una de las novedades recientes porque explica el desarrollo de la ciudad alrededor del casco antiguo. «Tenemos los materiales [cerámicas de tradición indígena y romanas en un ámbito bastante más extenso del que se había considerado hasta la fecha], las referencias y la hemos centrado ahí. Es una zona donde se produce el cruce de cuatro o cinco vías romanas bastante importantes, un cruce de caminos destacadísimo, es la entrada de la ciudad y, curiosamente, es donde se pone el Acueducto», explica Luciano Municio, arqueólogo del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León, que ayer impartió una conferencia en el Archivo Histórico Provincial dentro de las Jornadas del Acueducto.

Municio asegura que la investigación de la zona va «por buen camino» y pide potenciarla. Los materiales se remontarían al siglo I, II o posteriores y se conoce su existencia desde hace unos tres años. «Hay que seguir excavando. Llevamos 30 años descubriendo la ciudad romana y nos hacen falta otros 30 más, pero con todos los problemas de la arqueología de Segovia, con parcelas muy pequeñas en las que solo podemos ver un poquito y una potencia estratigráfica muy complicada que hace que haya seis metros de relleno hasta encontrar los niveles romanos. En la mayor parte de los sitios no podremos llegar con seguridad a ellos», apunta el arqueólogo.

El urbanismo medieval y renacentista representa, por tanto, un obstáculo. «¿Qué la ciudad romana está debajo? Por supuesto. Sabemos que hay restos importantes y que se puede llegar a definir en algún momento el ámbito de la ciudad en su plenitud, aunque creo que no seremos nosotros», señala el experto. El documento arqueológico del Plan Especial de Áreas Históricas, que está en tramitación, muestra un mapa de riesgos muy claro en cada zona para los trabajos arqueológicos. «A partir de ahí podremos empezar a excavar con más garantías. Lo que aseguro es que no vamos a romper la ciudad moderna para buscar la antigua». El riesgo en la zona de Azoguejo es alto porque el trazado del Acueducto es una prioridad absoluta. Habrá un análisis más intenso en los puntos donde se han encontrado los restos.

En su conferencia, Municio ofreció unas cuantas pincelas sobre la evolución en los trabajos de arqueología en la ciudad romana de Segovia en los últimos 30 años: qué se ha descubierto, de qué manera y qué destaca por encima del resto. ¿Qué es lo más importante? «¡Cientos de cosas!», exclama. En esencia, incide en definir algunas de las áreas de la ciudad romana como un foro, en la parte alta y noble. Además, otros edificios de vivienda acomodada, restos de unas termas en la zona de San Martín y otro tipo de construcciones aún por determinar debajo del palacio de Enrique IV. El arqueólogo está convencido de que hay mucho por descubrir. «Estamos viendo menos de un 5% de la ciudad. Tenemos el resto ahí debajo para cuando tengamos la ocasión de llegar a ella, y lo estamos intentando».

Origen de la ciudad

Las fechas también son importantes. «Desde el análisis de los materiales y documentos de que disponemos, hay algunos colegas, con los que estoy de acuerdo, que piensan que Segovia es municipio de Derecho Romano desde mucho antes de lo que se ha dicho tradicionalmente porque en el Alto Imperio, con Augusto y con Tiberio, estaba funcionando muy bien y a partir de ahí experimentó un desarrollo normal a toda ciudad romana». Por tanto, el origen de la ciudad responde «con toda probabilidad» al mandato de Tiberio, desde el año 14 al 37.

En cuanto al contexto de la época, Municio define Segovia como una urbe en plena relación con el resto de municipios romanos de la provincia, como Coca o Confluenta, y explica su origen y desarrollo por un móvil económico. «Aparte de la ganadería y los famosos caballos de la época antigua [los segovianos fueron ganadores de caballos desde época antigua hasta medieval, ya que eran muy buenos jinetes], no hay que perder de vista el establecimiento de las minas de cobre de Otero de Herreros. Con toda seguridad, son uno de los elementos que provocaron el desarrollo de Segovia desde época de Augusto [desde el 27 antes de Cristo hasta el 14 después de Cristo]».

 

Fotos

Vídeos