Sobresaliente en Geografía

Fernando Serrano (profesor), Eduardo Rico, Gabriela Albertos, Margarita Petkova, Carla Delgado, Marta Potente y Ana Sancho. /M. Rico
Fernando Serrano (profesor), Eduardo Rico, Gabriela Albertos, Margarita Petkova, Carla Delgado, Marta Potente y Ana Sancho. / M. Rico

El instituto Marqués de Lozoya se alza como segundo de Castilla y León en la Olimpiada de Geografía regional

MÓNICA RICOCuéllar

Aún no ha terminado el curso, pero el Instituto de Educación Secundaria (IES) Marqués de Lozoya de la localidad, ya ha destacado en la asignatura de Geografía. Lo ha hecho en la sexta edición de la Olimpiada de Geografía de Castilla y león, donde cinco de sus alumnos de segundo de bachillerato quedaron en los cinco primeros puestos a nivel local, uno de ellos tercero en el distrito de la Universidad de Valladolid, y el centro quedó posicionado como el segundo de toda la región.

El grupo de alumnos de 'sobresaliente' estaba formado por los alumnos Gabriela Albertos, Marta Potente, Carla Delgado, Margarita Petkova, Ana Sancho, Eduardo Rico y Fernando Manrique, que acudieron a la cita animados por su profesor, Fernando Serrano Sáez, que lleva cuatro años trabajando con el mismo grupo de alumnos. Para él «ahí se ve la continuidad y la progresión del alumnado, y cómo trabajando con ellos de una misma manera se consiguen los resultados», afirmó.

Serrano destacó la importancia del grupo y que no se trata de preparar a un alumno o «a alguien puntual que tiene una buena calificación, sino que ves como trabajando con ellos como grupo se consigue mejorar y trabajar y así valorar la educación pública que es también de calidad. Trabajando con el alumnado se consiguen unos buenos resultados», afirmó el docente, que ha sido una de las principales razones por las que los alumnos se animaron a participar en la experiencia, según ellos mismos destacaron.

En el examen de la olimpiada, un test de 50 preguntas, los alumnos debían conocer fundamentalmente los contenidos que se ven en segundo de Bachillerato, pero también se evaluaban los conocimientos adquiridos en la ESO. Además, durante algunos recreos, alumnos y profesor han dedicado su tiempo libre a practicar los test realizados los años anteriores, para así familiarizarse con las pruebas.

Para enfrentarse al examen, los alumnos se prepararon aspectos de la geografía de España, globalización y Unión Europea. Dentro de ello se incluía desde ríos o cordilleras hasta sistemas económicos, globalización, dinámicas de población (en lo que están trabajando ahora los alumnos de segundo de bachillerato), migraciones, sectores económicos, industrialización en España o vegetación, entre otros. En palabras del profesor son «todos los aspectos que conllevan la geografía física, humana y política».

Experiencia positiva

Para los alumnos, la preparación de la olimpiada «al principio fue un poco pesada, porque quedamos todos los recreos para practicar con test de ejemplos», según destacó Gabriela Albertos, aunque finalmente todos valoraban la experiencia del examen como positiva. «Al principio un poco nerviosos, porque el examen era complicado y algunas preguntas un poco más enrevesadas o de temas que no habíamos visto en clase, pero como no éramos muchos, tampoco había mucha presión», dijo la alumna. Entre las preguntas que recordaban como más complicadas, se encontraban una que preguntaba por Orson Welles y otra sobre qué premio ciclista había ganado este año Alejandro Valverde. Sin embargo se quedan con la experiencia positiva y con la oportunidad «de conocer la Universidad y dónde se desarrolla todo el trabajo». Y es que tras el examen los alumnos pudieron recorrer la facultad y conocer desde dentro del departamento de geografía, familiarizándose así con un entorno que a muchos el próximo curso les será familiar, puesto que los participantes en la olimpiada continuarán sus estudios en grados relacionados con la historia o el ámbito de la geografía.

Es el caso de Eduardo Rico, clasificado como tercer mejor alumno de todo el distrito de la Universidad de Valladolid en la olimpiada, que estudiará Historia y que se mostró sorprendido al conseguir el primer puesto en la clasificación local. «Todavía no me lo creo, porque cuando dijeron el nombre no me lo esperaba, no sabía qué pensar», afirmando que habían superado el objetivo que se marcaron cuando decidieron participar en la cita.

No es la primera vez que el Instituto Marqués de Lozoya participa en la Olimpiada de Geografía, puesto que ya lo hizo en años anteriores con otros grupos, también capitaneados por el profesor Fernando Serrano. En su primera participación, en el año 2016, una alumna consiguió un tercer puesto en la olimpiada regional y un segundo en la nacional. El año pasado se repitieron unos resultados similares.

Sin embargo, en esta ocasión el centro podría quedarse fuera de la fase nacional, puesto que en ediciones anteriores a la fase nacional llegaban los tres mejores de cada distrito universitario, mientras que en esta edición se ha decidido que sean únicamente tres de toda la región, por lo que Eduardo Rico aún desconoce si tendrá la oportunidad de probar nuevamente sus conocimientos sobre geografía en la final estatal, que tendrá lugar a principios de abril en Murcia.

La Olimpiada de Geografía en Castilla y León persigue fomentar el interés de los alumnos por esta ciencia, que se encuentra estrechamente ligada al territorio.