La situación está «bajo control» tras retirar los huevos sospechosos de 40 salmonelosis de Vizcaya

Producción de huevos en una granja avícola. /AFP
Producción de huevos en una granja avícola. / AFP

El delegado de la Junta en Segovia, José Mazarías, asegura que distribuidor ha quitado de circulación los productos en aquellos lugares que recibieron los lotes contaminados

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia, José Mazarías, ha actualizado este viernes la información sobre el caso de los huevos sospechosos de estar detrás de cuarenta intoxicaciones por salmonelosis en Vizcaya. Cabe recordar que la Dirección de Salud Pública y Adicciones del Gobierno Vasco procedió a la retirada de un total de 1.125 docenas de huevos en establecimientos hosteleros de dicha provincia relacionados con el origen de esta incidencia alimentaria.

Tras recabar información sobre «cuándo y dónde» se adquirieron los huevos usados en su elaboración y tomar muestras tanto de las tortillas como de los huevos, se determinó el origen y los lotes asociados, que apuntaron a una granja de la provincia segoviana.

Según ha tranquilizado este viernes el representante del Gobierno regional, continúan las actuaciones previstas dentro de los protocolos establecidos para estos episodios y ahora el incidente está «bajo control». En este sentido, Mazarías ha confirmado que el distribuidor del producto se ha encargado de retirar de los canales de comercialización los lotes implicados, que es la manera de proceder habitual en estas situaciones. Esta operación está contando, además, con la pertinente «verificación del control oficial» de la Consejería de Sanidad.

En la producción o en la manipulación

Esta retirada es fruto de la identificación que se ha llevado a cabo del reparto y de los lugares a los que llegaron los lotes de huevos sospechosos de haber originado las intoxicaciones procedentes de una granja segoviana. «Tenemos el listado de distribución y sabemos dónde han ido esos lotes», ha asegurado el delegado territorial de la Junta.

El siguiente paso es analizar las muestras que se han tomado en la explotación avícola. Los técnicos del Servicio Territorial de Sanidad de la Junta en Segovia y veterinarios están en ello con el objetivo de especificar si la contaminación de los huevos tuvo lugar en el proceso de producción en la posterior manipulación de estos alimentos. Por el momento, José Mazarías descarta que vayan a surgir nuevas intoxicaciones.