La Sepulvedana seguirá gestionando la línea entre Segovia y La Granja

Autobús de La Sepulvedana recorre la línea Segovia-La Granja./Antonio de Torre
Autobús de La Sepulvedana recorre la línea Segovia-La Granja. / Antonio de Torre

El TSJ asegura que debe ser la empresa segoviana la que continúe prestando el servicio hasta la nueva adjudicación

QUIQUE YUSTESegovia

La Sepulvedana está encontrando en los tribunales las buenas noticias que las administraciones le habían negado durante los últimos meses referentes a la línea Segovia–Madrid (que desde el próximo miércoles gestionará el Grupo Avanza) y al concurso del transporte urbano de Segovia. Así, si hace unos días el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales obligaba al Ayuntamiento de Segovia a readmitir a la Unión Temporal de Empresas formada por La Sepulvedana y Globalia en el concurso del transporte urbano de la ciudad, ahora ha sido el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León el que ha vuelto a dar la razón a la empresa de transporte, en esta ocasión con respecto a la línea Segovia–La Granja–Valsaín que desde el próximo miércoles iba a gestionar Galo Álvarez (Linecar).

Iba, en pasado, porque los juzgados han determinado que debe ser La Sepulvedana la que continúe gestionando este servicio metropolitano hasta que se proceda, en 2019, a la nueva adjudicación de la línea. Así lo afirma La Sepulvedana en un comunicado en el que muestra su satisfacción con las medidas cautelares adoptadas por el TSJ, tribunal que entiende que otorgar la realización de la línea Segovia – La Granja – Valsaín a la empresa Galo Álvarez no está justificado a raíz de la pérdida de la concesión de La Sepulvedana de la línea Madrid – Segovia, postura que defendía la Junta de Castilla y León.

«El Tribunal no encuentra base para que la concesión de la línea M8 cambie de manos sin mediar el pertinente proceso de adjudicación correspondiente», asegura La Sepulvedana, empresa que asegura que lo «natural y razonable» es que la prestación del servicio se mantenga en manos de quien lo ha venido desarrollando durante años y no Galo Álvarez, empresa elegida por la Junta realizar el servicio debido a que es la concesionaria de otras líneas metropolitanas de la provincia.

La decisión adoptada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que fue notificada este viernes, no afecta a la línea M9 (Segovia – Otero de Herreros), incluida en el contrato del Ministerio de Fomento del que resultó vencedor el Grupo Avanza, quien gestionará dicha línea desde el miércoles (con novedades como una parada en la estación del AVE).

Campaña en contra

La consejera delegada de La Sepulvedana, Blanca Martín-Berrocal, declaró tras conocer la decisión del TSJ que en los últimos meses «se han tomado muchas decisiones por parte de las Administraciones Públicas, que nos han resultado, cuanto menos, muy difíciles de entender. Por ello nos satisface que se acepte la medida cautelar que nos permita seguir desarrollando el transporte entre Segovia, La Granja y Valsaín, como también nos satisfizo el hecho de que quedase demostrado que la decisión tomada por la mesa del ayuntamiento de excluir a nuestra UTE del proceso de adjudicación del urbano de Segovia, no estaba justificada».

Para Martín-Berrocal «no es descabellado pensar que pueda existir una campaña orquestada contra La Sepulvedana» a raíz de los los hechos que de «forma continuada» se han desarrollado durante los últimos meses, así como de las «inexplicables decisiones tomadas por terceros, que afectan directamente a nuestra organización, nuestros trabajadores y nuestros usuarios, invitan a reflexionar sobre ello. Demasiadas coincidencias, muchas de ellas sin una base si no legal, al menos lógica, que las sustente».

La consejera delegada de La Sepulvedana, que destaca el carácter familiar de una empresa «marcadamente segoviana», concluye con una declaración de intenciones: «Seguiremos luchando con fuerza contra cualquier injusticia o irregularidad. Que nadie piense que esto acaba aquí».