Seis polígonos industriales de la provincia carecen de fibra óptica y el de Valverde la tendrá en breve

Operarios de Telefónica instalan la fibra óptica en el polígono de Valverde. /A. de Torre
Operarios de Telefónica instalan la fibra óptica en el polígono de Valverde. / A. de Torre

Las empresas segovianas cuentan con una tecnología de hace 20 años y pagan hasta 10 veces más

CLAUDIA CARRASCALSegovia

Actividades tan sencillas como subir los datos a la nube, controlar la productividad en tiempo real o gestionar los pedidos de una manera eficaz suponen una compleja labor para gran parte de las empresas ubicadas en los polígonos industriales de la provincia de Segovia. La ausencia de fibra óptica en estos polos genera una importante brecha competitiva que desde años los empresarios critican duramente. También desde la Federación Empresarial Segoviana (Fes), su presidente, Andrés Ortega, insiste en la trascendencia de dotar a todos los polígonos de un servicio tan común y necesario como es la fibra óptica para que puedan operar en la red a alta velocidad.

El polígono industrial más importante de la provincia, el de Valverde del Majano, también se encuentra en esta situación, al menos de momento, ya que Telefónica inició hace unas semanas las obras para la instalación de este servicio y está previsto que concluyan a finales de año. Por eso, Ortega asegura que este será el mejor regalo de Navidad para las más de un centenar de empresas que operan en el municipio. El presidente de la Fes explica que se trata de un problema generalizado en el medio rural de Segovia, pero ya se están dando pasos decisivos. En la última convocatoria, el Gobierno incluye subvenciones para la implantación de fibra óptica en 16 municipios, entre ellos, Ayllón, Cantalejo, Coca, El Espinar, Nava de la Asunción, Riaza, Revenga, Sepúlveda o Torrecaballeros. Por su parte, la directora general de Telecomunicaciones, María Victoria Seco, presentaba hace unos días la implantación de esta tecnología en el Real Sitio de San Ildefonso, donde ya han comenzado a notar las mejoras.

Sin embargo, en la provincia todavía hay seis polígonos que carecen de un acceso a Internet eficaz, ya que cuentan con menos de 30 megas de velocidad. Se trata del polígono de Los Arcones en el municipio de Arcones, Las Coronas en Campo de San Pedro, Las Salinas en Coca, Navaciruela en Nava de la Asunción, el Parque Empresarial Segovia 21 en Palazuelos de Eresma y el polígono industrial de Villacastín, en el municipio del mismo nombre. En todos ellos la carencia de alta velocidad tiene graves consecuencias para las empresas ubicadas en la zona porque «las aísla y arruina su competitividad» al no poder operar en igualdad de condiciones, apunta Ortega, para quien no tiene sentido que empresas como las ubicadas en Valverde estén navegando a 5 megas de velocidad, en días excepcionales a 10 megas. Motivo por el que en muchos casos los empresarios optan por poner dobles y triples ADSL y líneas dedicadas con las que «no se consigue una velocidad estable ni alta capacidad», especifica.

En desventaja

Las industrias de la provincia se encuentran en desventaja competitiva «total y absoluta». Hasta el punto de que cuentan con una tecnología similar a la de hace veinte años, según Ortega, quien hace hincapié en las dificultades para llevar a cabo algunas acciones básicas como subir una imagen a la nube, actualizar el sistema, e incluso, mandar un email que pese más de 10 megas. Asimismo, insiste en que en aspectos más técnicos como el diseño gráfico la brecha es todavía más grande. Estas velocidades tampoco permiten transmitir datos de gran capacidad ni operar a distancia con la misma eficacia.

Los problemas de conectividad no están provocando que las empresas trasladen sus centros de operaciones a otros núcleos, sin embargo, Ortega asegura que «es un obstáculo muy importante» para que nuevas industrias se instalen en la provincia de Segovia, cuando en zonas cercanas, como Madrid, no tienen estos problemas. Además de la brecha tecnológica que genera, suplir algunas de las carencias está implicado costes extra a la mayor parte de las empresas que pagarían menos de 100 euros por la fibra óptica y ahora están asumiendo gastos que oscilan entre los 300 y los 1.000 euros, es decir, entre tres y diez veces más por una conexión de peor calidad.

Los procedimientos para que todos los polígonos cuenten con fibra óptica requieren tiempo, trámites, autorizaciones e inversiones por parte de administraciones y compañías, que atienden a intereses económicos, según el presidente de la Fes quien, no obstante, confía en que a finales de 2019 toda la provincia esté cubierta. Avigase, empresa de nutrición animal, asesoramiento ganadero y comercialización de carne, es una de las industrias agroalimentarias más importantes de Segovia y está ubicada en el polígono de Valverde del Majano, donde hasta la fecha han visto limitadas sus acciones por la carencia de fibra óptica.

En su caso, no se han planteado llevarse la sede industrial de este polígono porque, aunque no consideran ideal el grado de conectividad que ofrece valoran otros aspectos y afirman que para su trabajo ha sido suficiente. Eso sí, la empresa asegura que llevan tiempo esperando esta mejora en la red y que las expectativas son buenas porque las velocidades que, en principio, se ofertan «son entre 10 y 100 veces las actuales». Por eso, aunque se muestran cautos hasta comprobar en la práctica los resultados insisten en que «la mejora teórica es enorme». Desde la empresa detallan que aplicaciones cotidianas como el uso del correo electrónico o la navegación web las están realizando «sin grandes dificultades» mediante las conexiones de bajo rendimiento que existen en la actualidad. No obstante, reconocen que para la utilización de equipos informáticos con conexión remota la velocidad de subida es mejorable. Entre las mejoras que prevén en Avigase una vez que cuenten con fibra óptica se encuentran el alojamiento de datos en la nube de forma rápida y el uso de servidores virtuales, lo que les permitirá optimizar recursos y contar con una potente infraestructura. Estas son las puertas que «se abrirán de forma más inmediata», comentan. También contemplan a corto plazo mejoras sustanciales en materia de comunicaciones entre delegaciones y con los trabajadores, ya que para ello se utiliza equipos en remoto.

 

Fotos

Vídeos