Los segovianos son cada vez más ahorradores y con menos deudas bancarias

Una mujer pasa junto a un cajero automático./Gabriel Villamil
Una mujer pasa junto a un cajero automático. / Gabriel Villamil

Tan solo en junio de 2011 los vecinos de la provincia tenían más dinero que en la actualidad en depósitos

Quique Yuste
QUIQUE YUSTESegovia

Castellanos por un lado y residentes en una provincia a escasos cien kilómetros del centro neurálgico del país. Estos podrían ser los rasgos que dibujan el perfil dinerario de los segovianos, si se entiende por castellanos que son personas (históricamente) austeras y prudentes; y que vivir enuna provincia que está a menos de una hora de la capital de España tiende a otorgar una capacidad económica por encima de la media.

En definitiva, las estadísticas financieras dan, en cierto modo, la razón a los estereotipos y los segovianos aparecen como un grupo de gente que prefiere no endeudarse demasiado; que opta por unas inversiones más bien conservadoras; que procura ser previsor en lo que a sus ingresos futuros se refiere y que se suma a la tendencia general en cuanto a hábitos de pago. Así lo revelan registros como los de créditos y depósitos, herramientas de ahorro e inversión en los mercados bursátiles o inmobiliarios, contratación de planes privados de pensiones o utilización de tarjetas de débito y crédito.

La 'foto fija' del estado de las finanzas de los segovianos, no obstante, gana en matices cuando se le aplica movimiento y se observan la dirección y el sentido que siguen en los últimos tiempos, la evolución que muestran con respecto a lo que pasaba hace un año o las diferencias que surgen en la comparación con lo que acontece en el conjunto del país. El dinero es, por definición, ese bien que nunca se está quieto.

Ahorro en el banco

Tan solo una vez en la historia los segovianos habían tenido tanto capital en el banco como en el momento actual. En concreto en el ecuador de 2019, cuando según los datos del Banco de España los residentes en la provincia, particulares y empresas, atesoraban en depósitos 4.127 millones de euros, doce millones menos que en junio de 2011, el punto más alto según los datos del Banco de España. El volumen de depósitos en la provincia superó los cuatro mil millones en septiembre de 2016 tras haber estado por debajo de dicha barrera desde marzo de 2015. Tres años después, ha encadenado dos trimestres consecutivos de incrementos y acumula un alza del 2,05% en un año y del 2,08% con respecto al trimestre anterior, es decir, el primero del presente año.

Del total, 2.840 millones se encuentran en 'depósitos a la vista', es decir, en cuentas de ahorro de cuyos fondos el cliente puede disponer en cualquier momento;mientras que los 1.288 millones restantes están en depósitos 'a plazo'. Estos ofrecen algo de rentabilidad, aunque tampoco gran cosa en este momento –el tipo de interés medio se sitúa en el 0,05%– y están condicionados a la permanencia en la cuenta un periodo determinado durante el que no pueden retirarse sin una penalización por vencimiento anticipado.

Esos más de cuatro mil millones de euros en depósitos,el segundo dato más alto de la serie, dan a entender que las cosas van estando mejor, por un lado, y que la gente, por otro, no tira la casa por la ventana a la hora de gastar, con la crisis aún en la memoria y la incertidumbre y la desaceleración en los titulares día sí, día también. Pero, ¿cómo colocan a Segovia en comparación con otras provincias? Si cruzamos la cantidad atesorada con el número de habitantes para obtener así a la ratio relativa, el resultado es 'por encima de la media'.

En el conjunto de España, los 1,21 billones de euros depositados –máximo histórico– suponen el 3,8% más que un año atrás (más crecimiento que en Segovia) y el 2% más que tres meses antes (ligeramente menor). También suponen una media por persona (en realidad la información del Banco de España se refiere a 'otros sectores residentes', esto es, todos los agentes con la excepción de las administraciones públicas, el propio Banco de España y las entidades de crédito) de 25.839 euros.Este dato en Segovia es de 26.779 per cápita, es decir, 940 euros mayor, lo que apunta en la dirección del carácter ahorrador del segoviano.

La provincia española con una ratio más elevada es Madrid (49.493 euros por habitante), mientras que Cádiz, con 10.469 euros, tiene la proporción más baja. Dentro de Castilla y León, Soria tiene la cantidad mayor (36.914 euros) y León (25.140), la menor.

Fondos y pisos

En Segovia hay 48.429 cuentas de partícipes de fondos de inversión con un patrimonio acumulado de 1.186 millones de euros. Al poner esta cantidad (el dato es de cierre de 2018) en relación con los depósitos, el resultado es una proporción del 29%, bastante por encima del 22,1% de media nacional. Según detallan desde el Observatorio de Inverco, la patronal de las instituciones de inversión colectiva, «la ratio fondos/depósitos es casi el doble de lo que representaba seis años atrás y en Navarra, sus partícipes ya invierten en fondos casi la mitad de lo que ahorran en cuentas y depósitos». No es de extrañar si se tiene en cuenta la rentabilidad que ofrecen los depósitos a plazo.

Si ponemos la lupa en los fondos de inversión preferidos por los segovianos vemos que el 18% del total está en fondos monetarios de renta fija (26% en España), el 56% en fondos mixtos de retorno absoluto (46,7% de media en el país), el 8,6% en renta variable (14,8%) y el 17,3% en garantizados (12,5%).

La otra manera más recurrente a la hora de invertir, la inversión inmobiliaria, no coloca a los vallisoletanos en una posición predominante en la comparación con el resto de provincias de la comunidad autónoma. Según datos del Catastro, hay en la provincia 5.193 titulares de tres bienes urbanos (casas, locales, naves, parcelas...), mientras que tanto Ávila (23.411) como Palencia (19.362) superan a Segovia en número de 'terratenientes' claramente pese a contar con una población ligeramente superior. Tanto en el rango de entre seis y diez bienes (5.193) y en el de 11 a 25 bienes (926) también Segovia ocupa la penúltima posición en Castilla y León tan solo por detrás de la provincia de Soria.

Crédito en mínimos

Desde el punto de vista del endeudamiento, decir que los particulares y empresas segovianos tienen contratados 2.482 millones de euros en créditos significa que se mantiene firme la aversión a las deudas, a pesar de que la tendencia podría empezar a cambiar. Dicha cantidad es un 6,16% menor que en el mismo periodo (junio) del año anterior, aunque el 0,61% mayor que al cierre del mes de marzo.

En cualquier caso, no tiene nada que ver con los casi 4.300 millones de euros que llegaron a tener en créditos los 'otros sectores residentes' de Segovia en septiembre de 2009, el récord absoluto y que ahora se antoja imposible de volver a ver.

La deuda actual, si la repartimos entre los 154.112 segovianos censados, arroja un resultado de 16.105 euros en créditos per cápita. Está muy lejos de los 51.292 euros de los madrileños (el máximo) y también de los 10.040 euros de los orensanos (el mínimo). También está bastante por debajo del endeudamiento medio del conjunto de España (24.689 euros), en concreto 8.584 euros menos.

Dentro de Castilla y León, los que más adeudan son los burgaleses, con 19.903 euros por persona, mientras que los zamoranos registran el mínimo, con 13.268 euros, seguidos de cerca por los abulenses (13.644), según los datos extraídos del boletín estadístico del Banco de España.

Planes de futuro

Segovia aparece en los registros de la Seguridad Social como la cuarta provincia de Castilla y León con las pensiones de jubilación más bajas, con una media de 1.058 euros. Por ello, el futuro de las pensiones no deja de ser una de las principales preocupaciones de los ciudadanos. En este sentido, un buen número de trabajadores (que pueden permitírselo) opta por hacerse un plan de pensiones privado. Este instrumento financiero, pensado para garantizar una fuente de ingresos adicional una vez llegado el retiro y que también tiene sus detractores por su coste, su incierta rentabilidad y su tratamiento fiscal, seduce a 14.293 segovianos. Son los que se aplican la desgravación por este concepto en la declaración de la Renta (en este caso los últimos registros por provincias son de 2016), según datos procedentes de la Agencia Tributaria. ¿Son muchos, o pocos? Suponen, en concreto, el 9,27% del total de la población de Segovia, una tasa que en el conjunto de España se sitúa en el 6%. Así que son bastantes.

En cuanto a la deducción media que se aplicaron por las aportaciones a planes de pensiones, en el caso de los segovianos fue de 1.412 euros, más de trescientos por debajo de los 1.724 euros de la media del conjunto del país (excluidos el País Vasco y Navarra).