La provincia de Segovia suma 635 establecimientos hoteleros y rurales

Turistas con maletas junto al Acueducto. /Antonio Tanarro
Turistas con maletas junto al Acueducto. / Antonio Tanarro

Castilla y León oferta más de un centenar de nuevos alojamientos pese a la aparición de 800 nuevas viviendas y apartamentos turísiticos

El Norte
EL NORTESegovia

La oferta de hoteles y casas rurales creció en Castilla y León durante el último año pese a la explosión en el sector de los apartamentos y las viviendas turísticas. La Comunidad contaba a finales del primer semestre de este año con 4.084 casas rurales y 1.903 hoteles, que sumaron respecto al mismo periodo de 2018, un total de 108 y nueve establecimientos nuevos, respectivamente.

En cuanto a los camping, se perdió uno respecto a junio de 2018, hasta 118, y los albergues crecieron en 25, con 314 opereativos a finales de junio. Un aumento de esta oferta turística pese a que se contabilizaron 730 nuevas viviendas y 22 apartamentos para turistas, hasta las 1.804 y 364, respectivamente, según los datos que ofrece la Junta en el Boletín de Coyuntura Turística de Castilla y León de junio de 2019.

En su conjunto, la Comunidad registró, hasta junio de este año 8.587 alojamientos turísticos, frente a los 7.694 del mismo periodo del año pasado, según los datos de la Consejería de Cultura y Turismo, de los que cerca de la mitad –4.084– fueron establecimientos rurales.

Por provincias, Segovia cuenta con 162 hoteles, hostales y pensiones, que suman 6.601 plazas. Estas cifras suponen un pequeño aumento, del 0,6%, respecto al año anterior. En cuanto a los alojamientos rurales, en la actualidad hay 473, que ofrecen un total de 4.301 plazas, lo que supone un aumento cercano al 3%, informa Ical.

Otras provincias

En el caso de los establecimiento rurales, León perdió uno de los establecimientos, y por el contrario Ávila vio como su oferta creció en 34 alojamientos, un 3,65% por ciento, seguida de la provincia de Burgos, con 20 (4,66%), y Palencia, con 14 nuevos establecimientos rurales, cerca de un 6%, el mayor crecimiento porcentual de la Comunidad.

Respecto a las plazas, el mayor incremento se produjo en este tipo de alojamientos, donde todas las provincias castellanas y leonesas lo hicieron, de media un 3,2%. Al igual que en el número de establecimientos, Palencia fue la que más creció porcentualmente con un 8,49%, añadió a su oferta 183 plazas rurales. Ávila aumentó en 297 sus plazas, seguida de León con 227, Soria, 171, y Salamanca incrementó las plazas en alojamientos rurales en 104. Por debajo de estas cifras se encuentran Valladolid y Zamora, con 25 y 13 plazas, y León donde, pese a disminuir su oferta, las plazas aumentaron en cinco.

Pese a que los alojamientos rurales han aumentado en el último año, el sector se queja de que la conectividad no ha mejorado, sigue siendo precaria. La insuficiente cobertura en el medio rural imposibilita hacer promoción y que los clientes puedan enviar vídeos o fotos de sus vacaciones para fomentar el turismo rural.