Segovia sigue exportando el plan que puso fin a 30 años de chabolismo

El conductor de la máquina excavadora procede a derribar una de las dos últimas infraviviendas de El Tejerín. /El Norte
El conductor de la máquina excavadora procede a derribar una de las dos últimas infraviviendas de El Tejerín. / El Norte

Un seminario europeo devuelve a la actualidad el programa de acompañamiento social a familias en situación de exclusión residencial

El Norte
EL NORTESegovia

El programa de acompañamiento social a familias en situación de exclusión residencial de Segovia, que en 2014 obtuvo el reconocimiento con calificación 'Good' del X Concurso Intencional de Buenas Prácticas 'Hábitat Dubai' de la ONU, sigue siendo ejemplo para otros municipios. Sobre el programa, con el que se puso fin a la infravivienda y favoreció la integración de las familias gitanas, habló el concejal de Servicios Sociales, Igualdad, Sanidad y Consumo, Andrés Torquemada en un seminario europeo, en el que expuso cómo una entidad local, el Ayuntamiento de Segovia, fue capaz de sacar adelante ese proyecto, «cuyos resultados han sido positivos y valorados dentro y fuera de Segovia».

El seminario 'El uso de fondos EIE para proporcionar soluciones de vivienda adecuadas para las familias gitanas' se ha celebrado en Madrid, organizado por la Fundación Secretariado Gitano. El programa segoviano fue posible gracias a la cofinanciación, en una primera etapa, del Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León, pero no contó con el respaldo de la Unión Europea. Precisamente, de la existencia de fondos europeos se habló en la jornada.

Segovia puso fin en 2011 a más de 30 años de chabolismo con el derribo de las dos últimas infraviviendas en la carretera de Madrona, las últimas que quedaban en pie en la ciudad tras la clausura de los poblados de El Terminillo y El Tejerín, derribados de forma definitiva en 2004 y 2010 respectivamente y ocupados entonces en su mayor parte por familias de etnia gitana.

 

Fotos

Vídeos