Segovia es la segunda provincia con menos quejas al Procurador

Tomás Quintana, ayer, con el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez. /El Norte
Tomás Quintana, ayer, con el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez. / El Norte

Tomás Quintana anuncia durante su visita institucional a Segovia la creación de una sede electrónica que agilizará los trámites de las quejas

EL NORTESegovia

La provincia de Segovia es la segunda que menos reclamaciones presentó en 2018 ante la Oficina del Procurador del Común de Castilla y León, con «poco más de un centenar de quejas», relacionadas sobre todo con la función pública, el medio ambiente y la prestación de servicios de los municipios y entidades locales, así como la gestión de los bienes municipales, informa Ical. En su visita a la ciudad, Tomás Quintana mantuvo sendos encuentros con la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez, y el delegado territorial de la Junta, Javier López Escobar.

Quintana explicó que el objetivo de esta visita era hacer «más presente» la institución porque «aquéllo que no se conoce no se puede utilizar» y el Procurador del Común está «al servicio de los ciudadanos», precisamente en su relación con las administraciones para «eliminar disfunciones o mermas de sus derechos.

En la recepción en la Sala Blanca del Ayuntamiento, la alcaldesa recordó que esta institución tiene la tarea de preservar nuestros derechos constitucionales, reflejados también en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León, y por eso los ciudadanos deben de tener un claro conocimiento de «esta figura fundamental», para que sea «un recurso que puedan utilizar». Luquero agradeció a Tomás Quintana su labor de mediador, como la que realiza el Defensor de la Ciudadanía de Segovia, Rodrigo González.

El Procurador del Común avanzó, por otra parte, su intención de poner en marcha en unas semanas la sede electrónica, con el objetivo de «ser eficaces en nuestro trabajo» y cumplir «con nuestra función con respecto a los ciudadanos», además de «ajustar el funcionamiento de la institución a las nuevas tecnologías, al siglo XXI», pues la plataforma digital hará que las relaciones con las instituciones y administraciones públicas sean «más ágiles, rápidas y menos costosas».

De hecho, entre sus grandes objetivos para 2019 uno es que las relaciones institucionales sean «más fluidas» y «basadas en un principio de celeridad» porque es evidente que los ciudadanos se acercan al Procurador del Común para que se resuelva su queja en el menor tiempo posible, para lo que es necesario que las administraciones atiendan los requerimientos e informen sobre cada reclamación para que sea resuelta cuanto antes.