Segovia se prepara para evitar posibles consecuencias del incendio del Guadarrama en el suministro de agua potable

Un helicóptero recoge agua del Pontón durante el incendio en la sierra de Guadarrama del pasado 4 de agosto./ Óscar Costa
Un helicóptero recoge agua del Pontón durante el incendio en la sierra de Guadarrama del pasado 4 de agosto. / Óscar Costa

La Junta de Gobierno aprueba la instalación de un equipo de dosificación de dióxido de cloro en al Etap Rancho del Feo

ICALSegovia

La alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, avanzó este jueves la aprobación por la Junta de Gobierno Local de una partida de casi 40.000 euros para la rápida adquisición e instalación de un equipo de dosificación de dióxido de cloro para la Estación Depuradora de Agua Potable (Etap) Rancho del Feo, por si fuera necesario evitar el suministro desde el embalse del Pontón Alto por la llegada de cenizas del incendio de Guadarrama, si llueve de forma torrencial, y tener que abastecer a toda la ciudad desde el pantano de Revenga.

Luquero explicó que, «de forma general», el dióxido de cloro mejora los niveles de depuración del agua, eliminando mejor el hierro y el manganeso, lo que hace que sea ya un motivo suficiente para apostar por este nuevo sistema pero además se toma esta decisión por «una labor preventiva» por si llegara el caso de tener que afrontar consecuencias del incendio forestal de la sierra de Guadarrama del pasado 4 de agosto en las aguas del embalse del Pontón Alto, que abastece a las zonas bajas de la ciudad.

Clara Luquero argumentó que, gracias este sistema de depuración, la ciudad ganará en potencia y estará más preparada para hacer frente al hipotético caso de tener que abastecer a todos los barrios únicamente desde el otro pantano, 'Puente Alta' en Revenga.

La alcaldesa de Segovia dejó claro que de momento no se han registrado problemas en el suministro de agua potable de la ciudad derivado del incendio pero se han puesto manos a la obra ante la advertencia de los técnicos de las consecuencias que podría tener «las lluvias de tipo torrencial» que provocaría el arrastre de cenizas hasta el Pontón.