El secretario general de Vox destaca el incremento de afiliados en Segovia

Javier Ortega (c) en la plaza del Azoguejo con un grupo d emilitantes./Antonio Tanarro
Javier Ortega (c) en la plaza del Azoguejo con un grupo d emilitantes. / Antonio Tanarro

Javier Ortega Smith declara que el partido espera obtener representación en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento Europeo

M. A. LÓPEZSegovia

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, visitó este jueves Segovia para mantener un encuentro con afiliados y simpatizantes y destacó el buen momento que vive el partido, que ha duplicado el número de afiliaciones, de 3.000 a 6.000 «en tres meses», y está abriendo sedes en toda España.

Ortega, invitado también a la Fiesta de Exaltación del Cochinillo, declaró en la plaza del Azoguejo que de cara a las elecciones municipales, generales y europeas «ya lo están apuntando las encuestas, tenemos seguro representación en el Congreso de los Diputados, entre dos y cuatro diputados europeos, y nuestras previsiones son más optimistas porque allá donde convocamos actos se están desbordando».

En Segovia Vox está comprobando que ha habido «un incremento importante de afiliaciones» y que el partido tiene «muy buenas relaciones con colectivos sociales, empresariales y económicos, y todo esto nos sitúa en una posición optimista».

Aseguró Ortega que su formación trae «una voz absolutamente nueva, no somos una sigla más, sino el partido que se está enfrentando a los golpistas en los tribunales, el que habla del desastre de las comunidades autónomas para España. Los españoles van a ver en nosotros una respuesta eficaz frente a los grandes problemas que tiene España».

Querella contra Echenique

También tiene enfrente Vox a los partidos de «extrema izquierda» y ha preparado una querella contra el dirigente de Podemos Pablo Echenique, quien calificó a los simpatizantes del partido de «gente violenta» y «fascistas».

Javier Ortega manifestó que «esto es inaceptable; esto se ha acabado, no vamos a tolerar ni un solo insulto ni una amenaza de quienes desprecian la libertad y la democracia, de quienes se sienten más a gusto en una errikotaberna, como Pablo Iglesias, o visitando a sus amigos de Venezuela que les financian».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos