Las rutas protegidas para ciclistas propuestas por Tráfico están sin señalizar

Un grupo de ciclistas circula por una vía de la provincia./El Norte
Un grupo de ciclistas circula por una vía de la provincia. / El Norte

Pedro José Pastor advierte que exigirán mayor moderación a los deportistas para evitar accidentes

ÁLVARO GÓMEZSegovia

La circulación de ciclistas por las carreteras de la provincia es habitual, especialmente los fines de semana, a pesar de no estar aún señalizadas las zonas protegidas para estos vehículos que propuso la Jefatura Provincial de Tráfico. Segovia acoge a una gran cantidad de amantes del ciclismo, prueba de ello es su presencia frecuente en las principales vías, como la CL-601 que une la capital con La Granja de San Ildefonso o la CL-605 que va hasta Santa María la Real de Nieva, donde es necesario que los conductores de vehículos motorizados extremen la precaución.

Según indica Pedro José Pastor, jefe provincial de Tráfico, las rutas ciclistas en las vías de la provincia están inacabadas porque «hay tramos señalizados pero los que propusimos nosotros aun no lo están».

Pastor destaca que existe una vigilancia especial en los tramos con más presencia de bicicletas, y «vamos a empezar a exigir moderación a los ciclistas como venimos haciendo con los conductores, porque observamos en ellos comportamientos que no se ajustan a lo que establece la norma».

De esta manera, Tráfico pretende poner el foco también en los ciclistas a la hora de buscar una solución para la convivencia entre los vehículos a motor y los deportistas. Entre estas acciones que ha observado Pastor, quien asegura practicar este deporte, detalla el incumplimiento muchas veces de la ocupación del arcén de la carretera, recogido como obligatorio en las leyes de circulación. «Tienen que ir por el arcén y, si este lo permite, pueden circular en paralelo», explica, e incide en que «si la zona por la que se transita es de difícil adelantamiento o de baja visibilidad tienen la obligación de ir en línea».

Reivindicaciones

El jefe de Tráfico considera que existe una corresponsabilidad en la carretera entre los conductores de bicicletas y los de vehículos a motor para optimizar las medidas de seguridad establecidas en la normativa. «Si estamos exigiendo a los conductores que cuando hacen el adelantamiento rebajen la velocidad y dejen por lo menos un metro y medio entre el vehículo y el ciclista, los deportistas tienen que cumplir también con su parte de la ley», sentencia Pastor.

Los ciclistas reclaman desde hace años que se tomen medidas para permitirles ser usuarios de las vías de la provincia, pues según dicen, se prioriza a los vehículos motorizados. Una de las últimas reivindicaciones la pronunció Luis Senovilla, concejal de Deportes en Cuéllar, durante la marcha Pipe Gómez. El edil quiso que el acto se convirtiera en un grito «de ¡basta ya!, porque queremos ser partícipes de las vías y las carreteras, no sólo los coches. Porque se reconozcan todos nuestros derechos y los del ciclismo», apuntó.