La romería de Malangosto ve peligrar su futuro por las nuevas restricciones en Guadarrama

Romeros en una de las ediciones de la subida. /El Norte
Romeros en una de las ediciones de la subida. / El Norte

La consejera Verónica Casado, mejor médica de familia del mundo, recibirá el título de La Chata y el exlocutor de radio Alfredo Matesanz, el de Arcipreste

P. MARTÍN-ICALSegovia

El presidente de la Asociación de Amigos del Libro de Buen Amor, Juan Antonio Tapia, se mostró ayer «emocionado» por la celebración este domingo del 50 aniversario de la romería del Puerto del Malangosto, la más alta de Europa, ya que se celebra a 2.002 metros de altitud, y al mismo tiempo «triste» por ver que «se está poniendo en peligro su continuidad» con las restricciones y exigencias del Parque Nacional Sierra de Guadarrama, que por segundo año consecutivo impide que se celebre una comida.

Tapias explicó que consideran que se está olvidando «el espíritu» con el que se inició en 1969 esta romería, que en los últimos años viene reuniendo a medio millar de personas, porque los responsables administrativos «desconocen o no tienen la sensibilidad suficiente» para ver «cómo hemos hecho estos 50 años» de la romería y así «poder continuar» para que los ciudadanos disfruten en la montaña. «Porque ahora lo que prima es prohibir poder disfrutar en la montaña». El Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta autoriza, para este domingo, la celebración de la romería en los términos municipales de Torrecaballeros y Basardilla, «y exclusivamente para actos que no implique el uso de fuego», por lo que no se podrá preparar una comida en el puerto.

Tapia calificó de muy doloroso tener que escuchar que «queda prohibido para siempre»hacer una comida allí, salvo que los romeros se llevan latas de conservas o un bocadillo. Desde la asociación de Amigos del Libro Buen Amor se mostraron a favor de sentarse con la Junta y la directora el Parque Nacional Sierra de Guadarrama con la mejor intención para que «se imponga el sentido común», porque «no entendemos en absoluto» muchas de las exigencias que les imponen para concederles los permisos.

Tapia argumentó que se ven obligados a asumir responsabilidades sobre algo que ellos no han creado, como es el Parque Nacional, pero ahora se ven obligados a controlar el número de personas que entran y que salen, los coches y a decirles a los conductores quién puede subir y quién no al existir un cupo máximo de 60 vehículos, 40 en el entorno de El Chozo y 20 en la puerta del Majalperro, además de llevar una acreditación visible. Los organizadores de la romería, que hermana a personas que ascienden al Malangosto desde las dos vertientes de la Sierra de Guadarrama, tanto de Madrid como de Segovia, recordaron que la Junta les obliga a ser ellos lo que deben proporcionar los medios humanos necesarios para ordenar la circulación y el estacionamiento. Para Tapia, son las administraciones las que se tienen que hacer cargo de estos asuntos.

A pesar de esta situación, la romería de este año sigue adelante. A partir de las 12:30 horas se celebrará la procesión y después la misa en este puerto en el que, según se recoge en el 'Libro de Buen Amor', se produjo el encuentro entre el Arcipreste de Hita y la Chata, una mujer que se encargada de cobrar «el peaje» a los que pasaban por esta zona.

Un año más tendrá lugar los nombramientos, a partir de las 13:30 horas, al romero de más joven y al de más edad. El título de La Chata será para la doctora Verónica Casado por su nombramiento como mejor médico de familia del mundo, «no como consejera de Sanidad ,ya que la gestión de esta concesión se hizo ya hace tiempo», explicaron los miembros de la organización. El exlocutor de radio Alfredo Matesanz, recibirá el título de Arcipreste Son dos personas, remarcó Tapia, «a la altura de este 50 aniversario», que estará amenizado con la música de la dulzaina y el tamboril.

Una vez concluidos los actos en el Malangosto, los romeros se irán a comer «a un sitio donde dicen que no hay peligro», cuando a esta altura «no hay árboles», dijo Tapia. «Hay más árboles en la Alameda de la Fuencisla que el Chozo del Puerto del Malangosto», subrayó.