Un robo en La Lastrilla culmina con la desarticulación de un grupo criminal

Una de los detenidos, en el momento de abandonar las dependencias judiciales. /Antonio Tanarro
Una de los detenidos, en el momento de abandonar las dependencias judiciales. / Antonio Tanarro

Las declaraciones en el juzgado se realizaron en medio de un fuerte despliegue de seguridad

Carlos Álvaro
CARLOS ÁLVAROSegovia

El titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Segovia acordó ayer el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de once detenidos, investigados por los delitos de integración en grupo criminal y robos con fuerza en casas habitadas, especialmente en localidades de la Comunidad de Madrid. El juez instructor trató de tomarles declaración, aunque la mayoría solo respondió a preguntas de sus abogados. Los detenidos acudieron al juzgado rodeados de un amplio despliegue operativo, por parte de efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Segovia, que vigilaron durante buena parte de la mañana los accesos al juzgado situado en el paseo de Ezequiel González, lo que generó gran expectación entre vecinos y viandantes.

Según fuentes próximas a la investigación, el primero de los robos que se imputa a los once detenidos se cometió en la localidad segoviana de La Lastrilla el pasado 5 de abril, cuando los asaltantes penetraron en una vivienda y sustrajeron dinero y objetos de valor. Precisamente, el juzgado de Segovia ha asumido la competencia de la instrucción porque el primero de los robos se cometió en suelo segoviano, aunque todavía se desconoce si el proceso continuará en Segovia o será desviado a la Comunidad de Madrid.

Sobre los once detenidos pesa la acusación de múltiples robos con fuerza, aunque no todos participaron de igual manera. Uno de ellos, por ejemplo, está siendo investigado por catorce delitos de este tipo, mientras que sobre otros recaen cinco o seis. También se les acusa de organización en grupo criminal y de alguna falsificación. Salvo una mujer de nacionalidad española, los demás investigados son extranjeros, varios de ellos chilenos, alguno colombiano y un marroquí. En la mayor parte de los robos, los asaltantes entraban en las viviendas en ausencia de los dueños y sustraían alhajas, relojes, aparatos electrónicos y dinero en metálico.

Las diligencias no han trascendido y se desconoce el valor global de los objetos sustraídos, aunque, en algunos casos, e de las alhajas alcanzaba los 30.000 euros. Si el primer delito se cometió en abril, el último ha tenido lugar hace escasos días, ya durante el mes de noviembre. Los detenidos abandonaron las dependencias judiciales uno a uno. En el exterior esperaban varios familiares de la mujer española detenida, que profirieron gritos en su favor y protagonizaron emotivas escenas cuando los agentes de la Guardia Civil la introdujeron en la patrulla que había de trasladarla a la cárcel.

Aumento de robos

Tampoco ha trascendido el número de delitos que se imputa a los detenidos. En cualquier caso, son muchos y diversos, aunque, en principio, la mayoría se habría producido en Madrid. La provincia de Segovia es una de las más seguras, aunque en el último balance de criminalidad emitido por el Ministerio del Interior destaca el aumento de los robos con violencia e intimidación. Los seis delitos de este tipo cometidos en la capital durante el primer semestre de 2018 suponen un incremento del 50% respecto al año pasado. En el conjunto de la provincia, este tipo de casos se mantienen, pues se produjeron hasta en ocho ocasiones entre enero y junio, las mismas veces que durante el primer semestre de 2017.

En cuanto a los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, en la capital segoviana volvieron a cometerse en 25 ocasiones, igual que en el primer semestre de 2017. En cambio, en la provincia se observa un ligero incremento de este tipo de delitos, pues se produjeron hasta 12 más, lo que se traduce en un aumento del 6,7%. La mayor parte de estos robos tuvo lugar en domicilios particulares, tanto en la capital como en la provincia. En el medio rural, los robos en viviendas superaron durante los seis primeros meses del año a los registrados en el mismo periodo del año anterior.

Por otra parte, el número de hurtos aumentó en la capital 6,5 puntos porcentuales. No fue así en la provincia, donde, por el contrario, este tipo de infracción se ha visto reducida el 2,1%. En robo de vehículos, Segovia ha pasado de las cinco infracciones entre enero y junio de 2017 a tan solo dos en los mismos meses de este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos