Teresa Ribera asegura que la transición ecológica tiene «una incidencia social positiva»

Teresa Ribera, junto a Samuel Alonso./Antonio de Torre
Teresa Ribera, junto a Samuel Alonso. / Antonio de Torre

La ministra visita la multinacional del vidrio Verescence en el Real Sitio de San Ildefonso y arropa al candidato socialista a la alcaldía, Samuel Alonso

PATRICIA MARTÍN (ICAL)Segovia

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró que es proceso «complejo» porque significa «pensar las cosas de otra manera» pero que cuando experimentan sus beneficios es obvio que la transición ecológica «no es sólo una realidad teórica en el papel» sino que tiene «una incidencia social extraordinariamente positiva». Ribera realizó una visita a la empresa multinacional del vidrio Verescence, ubicada en el Real Sitio de San Ildefonso (Segovia) y presentó oficialmente al candidato socialista a las Municipales, Samuel Alonso.

Teresa Ribera explicó que la transición ecológica es «un proceso que se va a dar rápidamente» pero que será «para bien» si se hace con la suficiente anticipación y prestando atención «donde van a estar las dificultades» para poder «resolverlas a tiempo». Un proceso, resumió la ministra, que primero llama la atención por los temas relacionados con la energía y después serán los relacionados con «el agua y el territorio».

La ministra de Transición Ecológica declaró que es cierto que se ha pasado «muy rápidamente» de ver el carbón, «como una fuente de progreso», de empleo, con una tradición emocional en las comarcas mineras «muy fuerte» y con una gran aportación al desarrollo de la economía del mundo, a «descubrir y entender» que generaba «efectos muy perniciosos en la salud y el medio ambiente», por lo que se pasó a otro tipo de tecnologías.

«Ahora sabemos», resaltó Teresa Ribera, que «algo en lo que España es rica», el sol, viento, y la biomasa, son capaces de aportar «una gran parte de las soluciones» en demanda energética, liberándose recursos que, hasta ahora «destinábamos a importación de combustibles fósiles», y se pueden aportar a «la innovación y por políticas sociales».

Ribera aseguró que este argumento, a escala local es lo que ha visto en la empresa Verescence, que ha pasado «de calderas más antiguas a calderas de gas mucho más eficiente», así como a apostar por el reciclado de materias primas, que permiten «disminuir la carga de nuevas materias primas», con un menor impacto ambiental, mejorar la productividad, contar con más formación para los trabajadores, «más empleo y mas capacidad de venta».

La ministra de Transición Ecológica remarcó, en el Real Sitio de San Ildefonso, que los desafíos de futuro son la integración de la sostenibilidad en «nuestra realidad económica y social», porque al final, los elementos ambientales, la innovación industrial, «siempre pensando en las personas», son los que ofrecen los recursos para «poder trabajar en políticas sociales» y en calidad de empleo, calidad industrial y de vida.

Ribera defendió que este gobierno y el PSOE están comprometidos con los temas sociales, con la igualdad y con la ecología como «motor de transformación de la economía», que es la que «nos ayuda a invertir en el futuro». Desde lo local, dijo ministra, el PSOE lo ha ejecutado perfectamente desde el gobierno municipal del Real Sitio de San Ildefonso, integrando estos desafíos «en un entorno», con un alto nivel de protección y de calidad ambiental, con actividades del sector primario, servicios e industrial.

La industria, explicó la ministra de Transición Ecológica, representa en este municipio, una apuesta «muy poderosa» por la innovación, que hoy cuenta con una gran capacidad de ingeniería, en competitividad para mercados internacionales, unido ejemplos de «servicios de calidad, educación de calidad» y de entorno de calidad.

Teresa Ribera también abordó las medidas para regular el tráfico en grandes capitales europeas, como Londres, que introducen limitaciones y zonas de bajas emisiones para «disminuir la carga de contaminantes locales que respiramos, por lo tanto, salud». Según Ribera, es un fenómeno global que tiene que ver con la recuperación del espacio público para los cuidadnos, frente «a una ocupación inmensa de los vehículos», que ha protagonizado la segunda mitad del siglo XX.

Ribera remarcó que la carga ambiental tiene un «límite y efectos en la salud» y, además, el espacio público y físico «no es ilimitado», por lo que hay que abordar alternativas para cubrir las necesidades de movilidad de los ciudadanos, con diferentes modelos, porque «la gente no tiene que elegir entre salir o quedarse en casa».

En su opinión, el debate no se puede centrar en «cambio de tipo de coche pero sigo utilizando el coche», sino en alternativas muy diferentes, desde caminar, «en términos de salud personal», y otras mixtas como «la bicicleta, la bicicleta eléctrica y los autobuses».

Teresa Ribera asistió al acto de presentación oficial de Samuel Alonso como candidato del PSOE a la alcaldía del Real Sitio de San Ildefonso, que buscará «consolidar» un proyecto pionero a nivel social, cultural, turístico o medioambiental. Alonso destacó que el Real Sitio de San Ildefonso ha hecho realidad que una multinacional, como Verescence, esté dentro de una Reserva de la Biosfera y el Parque Nacional Sierra de Guadarrama.

Samuel Alonso, que toma el relevo de José Luis Vázquez, candidato del PSOE de Segovia las Cortes Regionales, aseguró que asume este nuevo desafió político «con mucho orgullo», después de 16 años, en los que ha estado aprendiendo y formándose.