Riaza, el pueblo que cuadruplica su población a ritmo de country

Niños y adultos durante una de las actividades del festival. /J. V.
Niños y adultos durante una de las actividades del festival. / J. V.

El festival de Huercasa se afianza en el circuito musical europeo con una asistencia que la organización cifra en 10.000 personas

El Norte
EL NORTESegovia

Durante el fin de semana, el municipio de Riaza, en el nordeste de la provincia, ha cuadruplicado su población. La organización del Huercasa Country Festival cifra en más de 10.000 personas la asistencia a la que considera «la mejor edición hasta la fecha». El festival segoviano se afianza en el circuito europeo con estrellas consagradas del country y también con jóvenes promesas.

El legendario Steve Earle, respaldado por The Dukes, cerró esta edición con un recorrido por lo mejor de su ejemplar trayectoria. En su nuevo trabajo 'So you wannabe an outlaw', lo aclara perfectamente. «No hay nada de 'retro'» –afirma–, «solo estoy admitiendo de dónde vengo». Earle ha vivido en New York durante la última década y ésta ha sido la primera grabación que ha hecho en Austin (Texas). El mismo reconoce que «siempre voy a ser un tejano, no importa lo que haga. Y siempre voy a ser alguien que aprendió su oficio en Nashville. Ese es quien yo soy», confirma. «Este álbum va de cómo volví a coger una Fender Telecaster para un disco completo por primera vez en mi vida».

Justo antes calentaron el escenario los oriundos de Austin The Band of Heathens, que presentaron su quinto trabajo de estudio, 'Duende', además de su último EP 'Live Viva Satellite' , con guitarras llenas de energía a medio camino entre Chuck Berry y Keith Richards, el 'boogie' de Grateful Dead pasado por la batidora de J.J. Cale y el peculiar country rock de los legendarios New Riders of the Purple Sage. En su actuación en Riaza sorprendieron con dos versiones inesperadas: 'Hurricane', de Neil Young, y 'Blue', de Los Jayhawks, y de manera muy especial con la presencia del madrileño Alex Muñoz, que se ha convertido en uno de los músicos de referencia de la Americana Music en Nashville.

Con las últimas luces del día abrió la segunda jornada del festival Stephanie Quayle, una de las grandes esperanzas del country del Siglo XXI. Tras editar el álbum 'Ain't No Housewife', en 2011, se mudó a Nashville desde su Montana natal. En 2016 causó sensación con el single 'Drinking With Dolly', una canción nostálgica sobre los buenos tiempos de la country music. En ella habla de haber nacido en la década equivocada mientras sueña con beber con Dolly Parton.

El día anterior había puesto el broche final de la jornada el veterano John Hiatt acompañado de The Goners, que ofreció un concierto con toda la expresividad e ironía que le caracterizan para celebrar el treinta aniversario de su noveno álbum, uno de los más significativos de su carrera profesional, 'Slow Turning'. El festival lo abrió la cantante norteamericana Jaime Wyatt, «la gran esperanza del outlaw-country», según explicó a Efe el director artístico del festival, Manuel Fernández. Wyatt aprovechó su concierto en Segovia para ofrecer una muestra fresca y reflexiva acerca de lo que supone estar al otro lado de las rejas de una prisión, y lo hizo navegando entre los himnos del rock and roll de los años 60 y 70 y las baladas.

El festival se desarrolló en el campo de fútbol del Sporting Riazeño, con familias enteras degustando una mazorca de maíz o una hamburguesa ecológica, mientras sonaban de fondo las mejores bandas de americana. «En definitiva, una reunión de gente tranquila que trasciende lo meramente musical, ya de por sí excelso», señaló la organización. Pero también hubo actividades fuera del recinto. Centenares de personas ataviadas con botas camperas y sombreros de 'cowboy' llenaron el sábado al mediodía la plaza Mayor de Riaza para bailar a ritmo de country. La plaza oval de Riaza, del siglo XII, fue el escenario de una clase y de la maratón de 'country line dance' , una actividad que se repetió ayer y con la que pequeños y mayores pudieron aprender hasta catorce coreografías distintas de country de la mano de instructores profesionales.

El Huercasa Country Festival se vuelca «con los valores de sostenibilidad, apoyo del medio rural y fomento de la vida sana y familiar», según su director, quien indica que su objetivo fundamental «es seguir aumentado la cantera de seguidores de esta música que sorprende y encanta a quien lo escucha por primera vez».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos