Las revolución agraria de Otones de Benjumea

Francisco Vázquez y Magdalena Rodríguez, en una de las exposiciones. /El Norte
Francisco Vázquez y Magdalena Rodríguez, en una de las exposiciones. / El Norte

Una exposición rememora el primer caso de aplicación en España de la Reforma Agraria de Primo de Rivera

En mayo de 1928 culminó el proceso por el cual los vecinos de Otones de Benjumea pudieron ser propietarios de las tierras que trabajaban. Se aplicaba por primera vez la Reforma Agraria de Primo de Rivera y el caso, liderado por el entonces director general de Acción Social, Luis Benjumea, junto a hombres y mujeres de Otones, supuso toda una revolución social y administrativa. Durante todo este año, los vecinos de la localidad, a través de la Asociación Cultural El Corralón, recuerdan esta importante efeméride con diversos actos. Entre ellos, una exposición conmemorativa que fue visitada por el presidente de la Diputación, Francisco Vázquez.

La muestra exhibe objetos que recuerdan tan importante paso para el pueblo, que precisamente agregó 'de Benjumea' a su nombre primigenio en reconocimiento a la labor de aquel prócer. Documentación administrativa del proceso iniciado con la publicación del Decreto de Reforma el 31 de enero de 1927, fotografías, objetos aportados por los vecinos y más de un centenar de referencias periodísticas de las principales cabeceras de la época que dan cuenta de la gran repercusión mediática que obtuvo el proceso, que pasó a la Historia como 'El caso de Otones de Benjumea', conforman la muestra. Las tierras pertenecían a la nobleza y gracias a la aplicación de la Reforma pasaron a manos de los vecinos. El Estado adelantó el dinero para la compra y ofreció muchas facilidades para que los beneficiados lo pudieran devolver sin apreturas.

En su visita a la exposición, Vázquez estuvo acompañado por la diputada de Prodestur, Magdalena Rodríguez; el alcalde de Torreigleisas –núcleo al que pertenece Otones de Benjumea–, Mario Pastor; el presidente de la Asociación El Corralón, Juan Francisco Cerezo, y uno de sus vocales, Juan Carlos Manrique.

Otros dos museos

Vázquez también visitó los otros dos museos que alberga este núcleo de población y que fueron puestos en marcha a iniciativa de El Corralón para la recuperación del patrimonio etnográfico y educativo rural. Se trata del museo pedagógico La última Escuela, cuya colección está compuesta por más de 25.000 objetos escolares, entre libros, mobiliario y juguetes, entre otros, que reflejan los métodos educativos de las antiguas escuelas. El otro es el Museo Etnográfico, que reúne 5.000 piezas antiguas a través de las cuales se pretende recrear la vida cotidiana en sus diferentes manifestaciones de sus habitantes en un periodo comprendido entre mediados del siglo XIX hasta los años sesenta del XX. La Diputación promociona ambos espacios en uno de los folletos que tiene editado y que se llevarán a la próxima edición de Intur, la Feria de Turismo Interior, que tendrá lugar en Valladolid, entre el 22 y el 25 de noviembre.

 

Fotos

Vídeos