Las reticencias de Abertis paralizan las indemnizaciones por el caos de las nevadas en la AP-6

Miembros de la Unidad Militar de Emergencias, durante la nevada. /AFP
Miembros de la Unidad Militar de Emergencias, durante la nevada. / AFP

La plataforma contempla romper el acuerdo y acudir a los tribunales ante el rechazo a numerosos expedientes de reclamación

QUIQUE YUSTESegovia

La plataforma de afectados por la nevada del fin de semana de Reyes de 2018 en la AP-6 ha paralizado el cobro de las 67 indemnizaciones que Abertis, concesionaria de la autopista, ha aprobado hasta la fecha. El motivo de la suspensión de los pagos son las reticencias que la empresa de peritos RTIS, contratada por Iberpistas-Abertis para gestionar las indemnizaciones, está poniendo a la hora de comprobar la veracidad de los 190 expedientes presentados hasta el momento por la plataforma de afectados. «Dificultaría la resolución de la situación del resto de afectados», asegura Antonio Rodríguez, abogado del despacho que gestiona la plataforma.

Tras el acuerdo alcanzado por el cual la concesionaria de la autopista se comprometía a pagar 165 euros a cada persona afectada por la nevada (además de posibles daños materiales), la plataforma constituida para reclamar indemnizaciones –y de la que forman más de 3.100 afectados– mandó en diciembre 190 expedientes (que afectan a unas 400 personas) «a modo de prueba» al considerar que se trataba de un número «suficientemente significativo» como para poder resolver las complicaciones que pudieran surgir. Sin embargo, en tres meses tan solo se han aceptado 67 de los expedientes, se han rechazado 5 de afectados que viajaban en autobús y del resto «se desconocen las objeciones concretas» que la empresa de peritos contratada por Abertis ha encontrado, señala Rodríguez.

Sin ticket

El problema surge a la hora de verificar que los afectados realmente estuvieron atrapados en la autopista durante la histórica nevada. El letrado recuerda que aquel día Abertis levantó las barreras de los peajes para que los vehículos pudieran acceder a la autopista, por lo que la principal prueba para acreditar su presencia, el ticket que se entrega en los peajes, no puede ser aportado por los afectados.

La plataforma de Afectados por la Nevada propuso entonces como prueba para comprobar la veracidad de las reclamaciones el uso de las cámaras de vigilancia de los peajes para poder cotejar las matrículas y las características de los vehículos con las presentadas en los expedientes. Pero según afirma la plataforma, la empresa de peritos rechazó esta opción porque suponía «un trabajo excesivo».

Tras la negativa, se aceptó que la plataforma aportase en los expedientes de cada vehículo en los que figurase el número de ocupantes de cada coche e incluso las matrículas de los mismos. Se pidió incorporar también las matrículas de los autobús de aquellos afectados que aportaban el billete de autobús, en una exigencia por parte de los peritos «que consideramos absolutamente imposible y fuera de lugar», señala el abogado.

Por otra parte, añade, los peritos «niegan la validez de la mayor parte de las fotografías aportadas en los expedientes» al considerar que pueden ser de otros temporales u otras vías, «aunque no ha habido nevadas similares durante los últimos años». Según explica Rodríguez, la prueba principal requerida por los peritos es la geolocalización de cada uno de los afectados, medida que el abogado considera no saben aportar un gran número de personas.

No obstante, apunta que en un proceso judicial tanto el estudio de las grabaciones de las cámaras de los peajes como la geolocalización de los dispositivos móviles de los afectados son pruebas que se pueden conseguir con mayor facilidad. Sin embargo, y aunque declara que no tienen intención a corto plazo de romper el acuerdo alcanzado el pasado otoño con Abertis, no descartan acudir finalmente a los tribunales si no observan un cambio de actitud para resolver los expedientes.

Temas

Sucesos