'La Respingona' más grande del mundo

Un grupo de jóvenes baila la danza tradicional de El Espinar/Pedro L. Merino
Un grupo de jóvenes baila la danza tradicional de El Espinar / Pedro L. Merino

Cerca de un millar de espinariegos bailan esta tradicional danza en El Espinar

ÁLVARO GÓMEZSegovia

El baile de 'La Respingona' fue ayer más protagonista que nunca en El Espinar. Acostumbrados a ver esta danza solo el último día de las fiestas, los vecinos se marcaron como objetivo conseguir «la Respingona más grande del mundo». Cientos de personas -más de un millar, calculan los organizadores- recorrieron las calles del municipio con este baile típico de Castilla, conocido en otros lugares como las Habas Verdes. La agrupación que promovió la iniciativa ha sido la Asociación Cultural Grupo de Danzas El Espinar, que participa a menudo en las actividades del municipio, pero que hasta ahora no había organizado nada durante la semana de festejos. «Se nos ocurrió la idea de convocar a los mayores grupos del municipio, como son las peñas, asociaciones culturales o los quintos, para que en un día que no fuera el último se bailara La Respingona», explicó Marisa García, secretaria del grupo.

La asistencia de tantas personas ha sorprendido a los organizadores, que no esperaban tan buena acogida. «Ha sido la primera vez que lo organizamos, pero visto el éxito habrá que repetirlo», señaló. A lo largo del recorrido, que discurrió desde la plaza del Ayuntamiento hacia la de la Corredera, para después retornar al punto de partida, se colocaron miembros de la Asociación La Dulzaina y El Tamboril y otros de la Banda Municipal de Música para marcar el compás de la danza. «Ha llegado un momento en que nos hemos juntado la cabecera con los que no habían empezado a caminar», destacó Marisa García. A la iniciativa, que apuesta por la tradición cultural de El Espinar, se sumaron personas de todas las edades. «Hemos intentado reivindicar el folclore como grupo de danza que somos y hacer del baile popular una tradición», puesto que «hay mucha gente joven que lo va perdiendo», señaló la componente del grupo de danzas.

Los vecinos tuvieron ayer una jornada repleta de actividades desde primera hora, con la marcha cicloturista Respingona Bike 2018. Tras la misa en el templo parroquial, tuvo lugar la procesión con la imagen del Santísimo Cristo del Caloco. Los espinariegos acudieron masivamente a la exhibición de trajes regionales españoles y a la carrera familiar antes de bailar 'La Respingona'.

Por la noche, junto al encierro ecológico fue protagonista la música en el concierto tributo a Fito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos