Al rescate de los mayores

Público asistente al encuentro sobre mayores organizado en Muñoveros. /El Norte
Público asistente al encuentro sobre mayores organizado en Muñoveros. / El Norte

Muñoveros, con 160 empadronados, busca soluciones para frenar la despoblación

MARÍA SOPENASegovia

Durante la semana cultural de Muñoveros, pueblo que cuenta con unas 160 personas empadronadas, se realizó un encuentro en el que se pusieron sobre la mesa otras iniciativas para facilitar la vida de los más mayores del pueblo. A la reunión celebrada en agosto acudieron representantes de Codinse (Campo de San Pedro, Segovia), Microurbania (Rivas, Madrid) y Amigos de Pescueza (Pescueza, Cáceres). Además, en el municipio se están realizando estudios a través de encuestas para ver los posibles cambios futuros y así facilitar la vida de los más mayores y reducir la despoblación.

Para la investigación se consultaron a 72 personas, todas mayores de 55 años, pero en ocasiones no empadronadas. Una de cada cuatro personas vive en el pueblo y, el resto, acuden semanal o quincenalmente. En cada cuestionario se realizan un total de 123 preguntas en las que se abarcan en su globalidad las características demográficas, las expectativas de futuro y, las disposición y las posibilidades de residir.

En esta investigación las mujeres mayores representan el 57% del total, mientras que los hombres son un 43%. Las tres cuartas partes están entre los 55 y 70 años, el resto, son mayores de esta edad y una de cada diez superan los 80 años. Las dos terceras partes del estudio son personas jubiladas o prejubiladas. Solo uno de cada cuatro reside en Muñoveros y casi la mitad en Madrid. Referido a lo matrimonial, dos de cada tres están casados, uno de cada ocho son personas solteras y una de cada diez viudos.

En los hogares, una de cada cuatro personas viven solas y, tres cuartas partes conviven o les gustaría tener compañía en su hogar. En la mayor parte de las ocasiones tienen un alto nivel de autonomía haciendo que las tareas en las que se requiere algún tipo de apoyo consistan en transportes, nuevas tecnologías u hogar. A pesar de valerse por sí solas, la mitad requiere medicación de manera continuada. Dentro de las no válidas al 100%, se encuentra una de cada diez, que necesita ayuda a domicilio o teleasistencia.

Los impedimentos principales que fomentan la despoblación son la familia y el trabajo, la sensación de aislamiento y, la falta de servicios básicos como el comercio, el transporte, la asistencia sanitaria. También se añaden otros como el internet, el ocio o la calefacción. A gran parte les gustaría pasar más tiempo en el pueblo si no fuera por estos impedimentos.

Muchos tienen vivienda en Muñoveros aunque el 25% no dispone de calefacción y aislamiento y, el 60% tiene barreras arquitectónicas, es decir, carecen de ascensor. Los resultados dicen que necesitan mejoras en el transporte adaptado y el taxi colectivo, un comedor común con un menú diario económico, un mayor comercio y, ayuda a domicilio o centro de día. Tres cuartas partes creen que son necesarias actividades ocupacionales cada día. Una de cada tres personas iría a viviendas comunitarias y dos de cada tres a un centro residencial. La fórmula más aceptada es un centro sociosanitario polivalente con opción de espacio residencial para personas dependientes.

Estos datos pueden ir variando según se realicen las cuestiones a más gente. Elena Matamala, promotora de la iniciativa, cree que los cambios son necesarios con vistas al futuro y pone el ejemplo de Pescueza, un pueblo que transformó sus calles para dar más facilidades a las personas mayores.