La CHD recibe un millar de alegaciones contra la planta de residuos del Voltoya

Manifestantes contra el proyecto de la planta junto al río Voltoya. /Antonio Tanarro
Manifestantes contra el proyecto de la planta junto al río Voltoya. / Antonio Tanarro

La plataforma vecinal asegura que la cifra, «inédita», ha obligado a la Confederación a reforzar el personal de revisión

El Norte
EL NORTESegovia

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha recibido un millar de alegaciones en contra de la planta de residuos proyectada en Aldeanueva del Codonal, según los cálculos de la plataforma ‘Voltoya sin mierda’, que califica de «inédito» este aluvión de reclamaciones, presentadas por entidades como la Mancomunidad Río Eresma, los Ayuntamientos de Santiuste y Nava de la Asunción, las asociaciones vecinales de la comarca, así como numerosos vecinos a título particular.

La cifra, asegura la plataforma, «ha dejado sorprendidos a los propios funcionarios de la CHD, que deben reforzar el personal de revisión para atender tal avalancha de reclamaciones», dado que el número de alegaciones en este tipo de conflictos no suele superar las cuatrocientas. El dato viene a corroborar «el gran rechazo y alarma social» que produce en la comarca de Aldeanueva este proyecto, que la empresa promotora» pretende llevar a cabo en una parcela inundable, como reconoce el último estudio hidrológico de la CHD, de la ribera del río Voltoya», señalan el colectivo vecinal.

Asimismo, recuerda que aquellos que justifican el proyecto con argumentos de estricta legalidad que este procedimiento «ya se inició con claras irregularidades de tramitación, como fueron las cometidas por el anterior alcalde de aldeanueva». Según la plataforma, el exregidor «engañó a los vecinos firmando por decreto unos permisos que después de su inmediata dimisión ocultó a todos con artimañas propias de otros casos de corrupción política».

Declaración de impacto

También recalcan los detractores del proyecto que «se concedieron los permisos sin tener en cuenta la Declaración de Impacto Ambiental, que se hizo con posterioridad, tratándose para más gravedad de un terreno declarado como suelo rústico de especial protección». Y que se hizo, indican, «sin haber realizado un estudio hidrológico científico de la inundabilidad y permeabilidad de la parcela, que ha venido cinco años después, a corroborar el hecho de que existe riesgo de inundación en esa ribera, y por lo tanto, de contaminación de las aguas del río Voltoya».

También apuntan a «intereses políticos y empresariales» en el proyecto y, frente a ellos, la plataforma destaca el rechazo que ha suscitado el proyecto entre colectivos y políticos de todos los signos, desde la actual alcaldesa de Aldeanueva, del PP, a cargos regionales del PSOE, Podemos, IU y Equo. Asimismo, incide en la oposición de la Mancomunidad Río Eresma, responsable del azud de Coca, que abastece de agua potable a mas de 30.000 personas, «por el evidente riesgo de contaminación de las aguas», y en las alegaciones del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rueda, a la que pertenece Aldeanueva y pueblos limitrofes, asi como de bodegas, «porque los cultivos de la zona se verìan afectados con la impregnación de los olores q este tipo plantas emiten».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos