El alcalde del Real Sitio advierte: si riegas o lavas el coche con agua potable de la red serás multado

Fuente del Puerto de la Fuenfría, en el término de San Ildefonso. /Jorge Ruiz
Fuente del Puerto de la Fuenfría, en el término de San Ildefonso. / Jorge Ruiz

Las prohibiciones, dadas a conocer a través de un bando, serán vigiladas por los cuerpos de seguridad y los servicios municipales

El Norte
EL NORTESegovia

El Ayuntamiento del Real Sitio de San Ildefonso ha prohibido el uso de agua potable de la red para el riego de jardines, huertos y piscinas, entre las 9:00 y las 22:00 horas, y el lavado de vehículos, superficies, calles o plazoletas privadas ante la persistencia de la sequía estival. En el bando con el que se han fijado estas restricciones, el alcalde granjeño, el socialista Samuel Alonso, informa de las bajas precipitaciones caídas durante el último año en el municipio, un 44% menos que hace un año, «situación que se ha agravado durante los meses de mayo y junio, en los que las precipitaciones han sido un 77% menos de la media de los últimos años». Esto ha producido un menor nivel de agua embalsada, situación que previsiblemente se acentuará a tenor de las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, que prevé un verano de altas temperaturas y falta de lluvias.

El primer toque de atención lo dio el alcalde a finales de junio, cuando solicitó tanto a los residentes como a las empresas del municipio que redujeran el consumo de agua. De manera más concreta, aconsejaba disminuir a la mitad el volumen de agua empleado para el riego de parques públicos y privados. También instaba a regar al amanecer o al anochecer, que es cuando mejor se puede aprovechar el agua. Alonso sugería la disminución «en la media de lo posible» de los baldeos. Además, a aquellos que disponen de piscina se les recomendaba que eviten los vaciados para no derrochar agua.

Apenas tres semanas después, el Ayuntamiento, junto el Servicio Municipal de Aguas, ha adoptado ya una serie de medidas, como son la reducción de la periodicidad y volumen de riegos en los jardines municipales, la disminución del caudal de fuentes públicas y cierre de las que presentan menos uso, la limpieza y seguimiento de captaciones, así como la búsqueda de posibles fugas y fraudes.

Además, para mantener un mayor nivel de agua embalsada, y basándose en lo dispuesto en el articulo 60 del texto refundido de la Ley de Aguas, por el que se establece la prioridad en el uso del agua para el abastecimiento urbano sobre cualquier otro uso, ha fijado una serie de prohibiciones, «que serán vigiladas por los servicios municipales y los cuerpos de seguridad, que están facultados para actuar según los procedimientos que regula la legislación vigente». El incumplimiento de las restricciones establecidas será sancionado.