Reabre la piscina municipal tras un cierre de 24 horas por un lapsus en el mantenimiento

Pìscina municipal de La Albuera. /Antonio de Torre
Pìscina municipal de La Albuera. / Antonio de Torre

En la revisión del martes se quedó abierta una válvula, por lo que el vaso amaneció ayer con un nivel de agua muy bajo

MARÍA MARTÍNEZSegovia

La piscina municipal de La Albuera ha abierto hoy jueves con normalidad después de que un fallo técnico obligara a mantenerla cerrada durante veinticuatro horas. Los usuarios que se acercaron ayer a la piscina municipal de La Albuera se encontraron con un cartel escrito a mano en el que se informaba de que las instalaciones estaban cerradas «por motivos técnicos». La causa, según explicó la concejala de Deportes, Marian Rueda, fue que en la última revisión realizada el martes para garantizar la eliminación de toda la arenilla que pudiera haber en el agua quedó abierta una válvula.

Este lapsus hizo que la piscina desalojara agua durante toda la noche, por lo que por la mañana se encontraba a un nivel muy bajo. Marian Rueda explicó que pedirá explicaciones a la empresa. Aunque en la web del Instituto Municipal de Deportes se informaba de que «en el momento en que finalicen estos trabajos y la piscina se encuentre en condiciones para su apertura, será comunicado inmediatamente», la concejala ya señaló a primera hora de la tarde de ayer que el problema estaba en vías de solución, por lo que la previsión era que las instalaciones puedan reabrir sus puertas hoy, como así ha ocurrido.

No es el único incidente registrado desde el inicio de la temporada de baño. Hubo una jornada en la que las instalaciones tuvieron que cerrar debido a las fuertes rachas de viento y antes de la apertura, el pasado 13 de enero, los inspectores de la Junta de Castilla y León detectaron algunos fallos en las instalaciones de la Ciudad Deportiva de La Albuera, que fueron solventados con celeridad.

Cambio de adjudicatario

La piscina ha cambiado este año cambiado de adjudicatario. De su explotación se encarga la empresa de un autónomo que ganó el concurso abierto por el Ayuntamiento. La temporada de verano en las instalaciones finalizará a mediados de septiembre. Durante los meses de junio y julio, el horario de apertura será de 10:30 a 21:00 horas, mientras que en agosto y septiembre la piscina estará en funcionamiento de 11:00 a 20:30 horas.

Con un vaso principal polivalente adaptado para el uso de menores de 10 años, así como servicios y accesos específicos para personas con discapacidad, las instalaciones ofrecen cursillos de verano de natación durante los meses de julio y agosto, tanto para adultos como para niños. Los usuarios se benefician de una reducción del 21% en los precios públicos de aplicación, conforme a la ordenanza vigente para 2019, tanto por acceder a la piscina como por tomar parte en los cursos de natación.

El nuevo responsable de las piscinas se ha hecho cargo de las podas, el jardín o de llenar el vaso, así como de poner a punto el bar que también se pondrá en servicio. Por su parte, el Ayuntamiento ha acometido reformas en los vestuarios, las cabinas y las jambas, que se encontraban deterioradas por el paso del tiempo. Además, han instalado un vinilo en las bancadas para darle un aspecto más limpio y diáfano.

La instalación municipal mantiene los precios de los últimos años: entrada gratuita para los menores de dos años, 1,50 hasta trece años y 3,60 euros la entrada puntual para mayores de 14 años. También hay bonos y descuentos.

No hay duda de que la piscina es un buen refugio para la ola de calor, que ha hecho que el pasado fin de semana convirtiera a junio en un mes más cálido de lo normal cuando parecía que iba a ser más fresco que en los últimos años. Con temperaturas mínimas que superaron los 25 grados, en una época del año en la que por las noches es raro se rebase la barrera de los 20º, las picinas de Segovia han visto cómo aumentaban sus usuarios durante la pasada semana, coincidiendo con la drástica subida del mercurio en los termómetros.