Quince coches rescatados, un accidente múltiple y una evacuación al Hospital

Intervención de la Guardia Civil para ayudar a una ambulancia desplazada a Palazuelos de Eresma. /Foto cedida por la Guardia Civil
Intervención de la Guardia Civil para ayudar a una ambulancia desplazada a Palazuelos de Eresma. / Foto cedida por la Guardia Civil

La Guardia Civil multiplica sus actuaciones de auxilio debido a los problemas originados por la nevada

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

El azote meteorológico ha obligado a la Guardia Civil a redoblar sus esfuerzos y a multiplicar su presencia ante el aumento de las incidencias relacionadas con la nieve y el hielo que han complicado sobremanera el devenir cotidiano en la provincia segoviana.

Más noticias

Entre los diversos avisos atendidos, la Subdelegación del Gobierno informa del auxilio prestado en Palazuelos de Eresma a una familia cuyo hijo de dos años necesitaba ser evacuado al complejo hospitalario de la capital al presentar una enfermedad grave. Agentes del Instituto Armado se desplazaron para ayudar a la ambulancia a salir del municipio y acompañaron el traslado hasta el Hospital General de Segovia, según el relato facilitado por la propia Guardia Civil.

Asimismo, las dotaciones tuvieron que asistir a distintos puntos de la red viaria como consecuencia de innumerables percances circulatorios por salidas de vía o colisiones. Por suerte, no hubo que lamentar desgracias personales. En la mañana del lunes, en plena nevada, la Guardia Civil se desplazó hasta el punto kilométrico 67 de la AP-6 debido al aviso de un accidente en el que se vieron implicados cuatro camiones, dos turismos y un microbús. La colisión múltiple se saldó con una persona herida grave, confirman fuentes oficiales. Sin embargo, el percance forzó a que la vía tuviera que estar cortada durante cuatro horas hasta que se logró retirar de la calzada a los vehículos involucrados. Además, una de las ambulancias movilizadas para prestar asistencia en el lugar del siniestro también sufrió un accidente sin que sus ocupantes padecieran lesiones.

A golpe de pala

El incremento del tráfico que propició el desvío de la circulación de las tres autopistas hacia la travesía de San Rafael también originó serios problemas en la nacional N-VI, en especial en el ya complicado tránsito urbano, donde hubo retenciones de varios kilómetros. Además de regular el tráfico, los agentes también prestaron ayuda en un accidente con dos vehículos implicados, en el que resultó una persona herida leve.

La Guardia Civil también intervino en la carretera SG-V-2512, que comunica las localidades de Pedraza y Arcones, para rescatar quince vehículos que habían quedado atrapados. Esta actuación requirió la participación de dos patrullas. Los efectivos se ayudaron de palas y otros medios manuales para sacar de la nieve a todos los vehículos y a sus ocupantes sin que sufrieran ningún percance, según confirma el Cuerpo de Seguridad.

Árboles arrancados

Los estragos causados por la nevada también se han dejado sentir, por desgracia, en la masa forestal. Muchos árboles han vuelto a sufrir el peso de la nieve y han cedido ante la fuerza de la naturaleza cayendo al suelo. La Guardia Civil recibió un aviso para retirar del kilómetro 18 de la carretera CL-601 algunos árboles desplomados sobre la calzada, que impedían a su vez la circulación.

Los agentes también han ayudado a los camiones que no han podido continuar la ruta por la nevada, ya que la mayoría de las vías han permanecido cortadas intermitentemente para vehículos pesados.

El Instituto Armado alaba la importancia de la colaboración ciudadana, ya que algunos conductores han sido auxiliados por vecinos de algunas localidades segovianas cuando no podían continuar transitando con su vehículo. Los auxilios se han hecho con los medios que la gente tenía a su alcance, como tractores o palas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos