De Vicente: «Queremos poner en funcionamiento la Unidad Provincial de Emergencias»

El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, hojea unos documentos en la biblioteca de la institución. /Nacho Valverde-Ical
El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, hojea unos documentos en la biblioteca de la institución. / Nacho Valverde-Ical

El presidente de la Diputación asume las negociaciones del nuevo Acuerdo Marco de cofinanciación de Asuntos Sociales

PATRICIA MARTÍN-ICALSegovia

Miguel Ángel de Vicente, con amplia experiencia como diputado provincial y vicepresidente, sienta las bases de su primer mandato al frente de la Diputación de Segovia con un programa en el que se compromete a que las personas y los ayuntamientos serán siempre lo primero. Un ejemplo, tras el reciente incendio de la Sierra de Guadarrama, es el estudio para crear la Unidad Provincial de Emergencias. De Vicente también explica que sigue al frente de Asuntos Sociales para sacar adelante el nuevo convenio marco con la Junta de Castilla y León que concluye el 31 de diciembre de este año.

–¿Hay proyectos concretos que le gustaría tener encarrilados antes de que finalice el año?

–No quiero ser rehén de una promesa concreta, por eso hice un discurso abierto, no quería plantear actuaciones concretas en cuatro años o en los primeros cien días. No creo que le aporte nada al ciudadano, sino que quise apelar a lo emocional, a explicar por qué se hacen las cosas, teniendo a las personas por encima de todo y en este caso concreto, también a los responsables municipales. Ese era el poso y el fondo de lo quería transmitir porque estarán en el frontispicio de esta legislatura. Hay planes que concluyen en 2019, otros llegan a 2020, con una idea clara, la despoblación tiene que estar en todas las agendas políticas.

–¿Cómo va a articular esa lucha contra la despoblación?

–Con medidas concretas, plausibles y realizables. Las administraciones tenemos que detraer recursos públicos para incentivar el empleo con la colaboración empresarial y generar oportunidades. Mejorar las nuevas tecnologías y las telecomunicaciones. Los operadores no pueden despreocuparse de invertir en los pueblos. Pondremos en marcha el Plan Provincial de Telecomunicaciones, exigiremos incentivos fiscales y empezar a educar a las nuevas generaciones para que vean que vivir en el medio rural es calidad de vida, ya que a generaciones anteriores nos educaron en que lo más importante era salir e ir a una gran ciudad.

–En estos días, los segovianos han estado pendientes del incendio forestal de la sierra de Guadarrama. ¿La Diputación ha puesto medios?

–Sí, con autobombas mediante el convenio que tenemos con el Ayuntamiento de Segovia. La Diputación tiene que tener una sección de emergencias que coordine todos los efectivos de los municipios, Protección Civil... La radicalidad meteorológica hace que tengamos, ocasionalmente pero las tenemos, grandes nevadas, desbordamientos de ríos, incendios... Además, somos una de las provincias de interior que más población estacional soportamos. Un factor nada desdeñable, pero que nunca se pone en valor y tenemos que demandarlo. La idea sería crear una Unidad de Emergencias Provincial en coordinación con la Junta. Tenemos la suerte de contar con el viceconsejero segoviano, José Luis Sanz Merino, al que ya se lo hemos comentado y nos vamos a poner manos a obra para ver si somos capaces de llevarla a cabo, lo que sería una novedad autonómica y poder dar entre comillas tranquilidad a nuestros municipios cuando surja una contingencia.

–¿Por qué adscribió a Presidencia el área de Asuntos Sociales de la que tanto años ha sido el diputado?

–Una decisión, es verdad, que algunos tildan de locura, el tiempo lo dirá; pero es una decisión responsable por ser uno de los ámbitos más importantes. El Acuerdo Marco con la Junta concluye el 31 de diciembre. Son muchos millones de euros para la provincia y muchos usuarios, y creo que cualquier compañero lo hubiera podido hacer; pero también era un ejercicio de responsabilidad que lo asumiera dado el poco tiempo que tendría un nuevo compañero en gestionar e interiorizar los resortes de la negociación y de llegar a acuerdos.