La provincia de Segovia tiene 3.300 mujeres más al volante que hace diez años

Una mujer conduce un vehículo por las calles de Segovia./Óscar Costa
Una mujer conduce un vehículo por las calles de Segovia. / Óscar Costa

El aumento del 9% de las conductoras compensa la caída de casi tres mil conductores en los hombres

Quique Yuste
QUIQUE YUSTESegovia

A pesar de cada año el padrón insiste con fuerza en demostrar que la provincia de Segovia cuenta cada vez con menos población, las carreteras segovianas soportan un cada vez mayor número de conductores. Y no solo de viajeros que pasan por Segovia en sus desplazamientos a otras provincias, sino de los propios conductores segovianos. El censo revela que cada vez viven menos personas en Segovia, pero los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) reflejan que cada vez son menos las que carecen de algún tipo de permiso de conducción.

Según el último dato del padrón, la provincia cuenta a 1 de enero de 2019 con 154.112 personas que residen en alguno de sus más de 200 municipios. De ellas, 135.219 (el 87,7%) tiene más de 14 años y, por lo tanto, la posibilidad de contar con algún tipo de permiso de circulación (la mayoría de vehículos se pueden conducir con más de 18 años, aunque hay ciclomotores que se pueden manejar a partir de los 14). Así, y según los datos de la DGT, de los más de 135.000 segovianos que por edad pueden disponer de un permiso de circulación, un 70,6% (95.552), cuentan con al menos un carné que les permite conducir algún tipo de vehículo.

664 vecinos de la provincia disponen del extinto BTP

El permiso de conducir de la clase BTP (clase B para transporte público), exigido hasta 2016 por la Dirección de General de Tráfico para la conducción de taxis, ambulancias y otros vehículos de emergencia, fue obtenido hasta dicha fecha por 664 segovianos. En su permiso B de conducir figurará que disponen del BTP hasta que procedan a su renovación.

Segovia se sitúa como la segunda provincia de Castilla y León que menos conductores tiene, tan solo por detrás de Soria. Se mantiene, por lo tanto, el mismo orden que se establece al hablar de la población que reside en cada provincia. Valladolid es la que tiene más conductores (312.367), seguida de León (291.766), Burgos (212.894), Salamanca (200.615), Zamora (108.365), Palencia (100.590), Ávila (96.775), Segovia (95.552) y Soria (54.209). No obstante, llama la atención que Segovia cuente con apenas un millar de conductores menos que Ávila, provincia limítrofe que según los últimos datos de población tiene cinco mil habitantes más. De hecho, es mayor el número de mujeres al volante en Segovia (39.060) que en Ávila (38.247).

A pesar de ello, el porcentaje de hombres y mujeres al volante es prácticamente idéntico en toda la región: seis de cada diez conductores de la comunidad son varones y cuatro son mujeres (59,1 y 40,9% respectivamente en Segovia). Son porcentajes que reflejan todavía un predominio mayor en las carreteras de los varones, pero que con el paso de los años se van igualando. Por ejemplo, en 2015 el número de hombres al volante era cinco puntos mayor con respecto al de mujeres que en la actualidad (65% hombres y 35% mujeres).

El número total de conductores se ha estancando en torno a los 95.500

Esa presencia cada vez mayor de las mujeres en las carreteras de la región y de la provincia es la que ha permitido que Segovia no pierda conductores durante los últimos años. En enero de 2019 contaba con un millar más que a finales de 2010, incremento que solo es entendible gracias al aumento de mujeres que toman los mandos de los vehículos. De hecho, durante el último lustro se observa una pérdida constante de conductores varones en las carreteras segovianas, en las que en 2013 había 59.444 hombres con algún permiso de conducir, 2.952 menos que a principios de 2019. Ascendente es, por el contrario, la progresión de mujeres al volante en Segovia, con un incremento del 9% en los últimos diez años. Con un aumento de alrededor de 300 nuevas conductoras al año, se ha pasado de las 35.739 que había en 2010 a las 39.060 registradas en enero de 2019.

Ambas tendencias –la decreciente en varones y la creciente en mujeres– parece que se mantendrá durante un tiempo a tenor de lo visto durante el primer mes de 2019, en el que ya se observa una disminución del número de conductores con respecto a diciembre de 2018 y un aumento en el de mujeres. Así, la provincia lleva cinco años en los que el aumento de mujeres al volante sostiene el número de conductores en Segovia, que se mantiene desde 2014 en torno a los 95.400. En 2012 y 2013 se consiguió romper la barrera de los 96.000 y alcanzar máximos históricos, pero desde entonces se experimenta un estancamiento con tres años consecutivos incluidos de bajadas.

Permisos

Los datos de la Dirección General de Tráfico también revelan que cerca de 20.000 segovianos cuentan con más de un permiso de conducir. Es decir, además del B que permite la conducción de vehículos de hasta 3.500 kilogramos de masa y hasta nueve ocupantes (el más habitual y el que sirve para conducir turismos), alrededor de 18.000 conductores disponen de algún otro carné con el que poder manejar motocicletas de gran cilindrada, camiones, autobuses o vehículos que transporten mercancías peligrosas. No obstante, la gran mayoría de conductores cuenta con un único permiso de conducción, que además suele ser el B. En diciembre de 2018, 87.522 personas disponían del carné de conducir más habitual, a los que hay que añadir las 1.209 personas que han obtenido dicho permiso durante los seis primeros meses de 2019.

Por edades, la gran mayoría de los conductores que cuentan con el permiso B tienen entre 40 y 60 años (38.062 segovianos). Más de 15.000 conductores tienen más de 60 años y más de 34.000 tienen entre 18 y 40.

Casi 2.000 segovianos disponen, además del permiso B, la licencia B+E que autoriza la conducción de vehículos de hasta 7.000 kilos de masa (con o sin remolque). Por su parte, en la provincia hay más de 5.100 personas que además cuentan con el permiso de conducir C (que habilita para el manejo de camiones), entre los que se incluyen también aquellos que cuentan con el carné para conducir un tráiler. Por último, casi 3.200 segovianos cuentan con el permiso para la conducción de autobuses.