El primer salón de juegos de Cuéllar contará con un aforo máximo de 160 personas

Solar en el que se va a construir el salón de juegos. /M. Rico
Solar en el que se va a construir el salón de juegos. / M. Rico

El Ayuntamiento recalca que solo le compete otorgar la licencia municipal y de obra

MÓNICA RICOCuéllar

Después de que el pasado jueves la localidad apareciera 'empapelada' con esquelas contrarias a las casas de apuestas en el municipio, una vez que se conoce la próxima instalación de un salón de juegos y bar, el Ayuntamiento ha querido aclarar su papel en la llegada de este negocio. El alcalde de Cuéllar, Jesús García Pastor, dijo ayer que la única competencia que tiene el Consistorio respecto a la construcción y puesta en funcionamiento del negocio es la de otorgar licencia ambiental y licencia de obras, debido a que el local donde se instalará será de nueva construcción. Para ello, la empresa gestora necesitaba una autorización previa de la Junta de Castilla y León, con la que cuentan, por la que desde el Consistorio se dio la licencia.

García Pastor también apuntó que una vez que el edificio esté construido y antes de su puesta en funcionamiento, necesitarán la licencia de primera ocupación, y será entonces cuando tendrán que presentar el cumplimiento de varios requisitos que son exigidos también por el gobierno regional.

El edil Luis Senovilla detalló que existen 25 condiciones legales que tendrán que cumplir para su apertura y la primera de ellas es contar con la autorización de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León por la que se autoriza la instalación del salón de juegos, lo que ya se ha ejecutado y presentado al Ayuntamiento. Posteriormente, explicó, que antes de otorgar el permiso de apertura y funcionamiento, la Delegación Territorial ordenará girar visita de inspección al local.

En la misma se comprobará la correspondencia con el proyecto aprobado, así como la ubicación de las máquinas autorizadas y el cumplimiento de las condiciones impuestas en la resolución. Se trata de más de una veintena, que están recogidas en el informe por el que se ha concedido a la empresa gestora licencia con el proyecto básico redactado para la ejecución.

Entre las más importantes, el concejal destacó que el aforo máximo que consta en el proyecto es de 160 personas, que se deberá de cumplir en todos los casos. También aparecen condicionantes referidos a la gestión de residuos o al destino del local, que será de actividades de ocio y entretenimiento, conforme a lo que viene establecido en la legislación, donde tienen cabida actividades recreativas y de ocio, entretenimiento local y multiocio y actividades hosteleras y de restauración. Para Senovilla, según estas prescripciones «no es nada nuevo que no tengamos ya dentro de nuestro municipio», añadiendo que, como a todos se les exigirá cumplir la legalidad vigente. También explicó que, tras el cumplimiento de todas esas prescripciones, necesarias para incluir en el proyecto, el Ayuntamiento requirió, a través de un decreto de alcaldía, el cumplimiento de dos cuestiones más antes del inicio de las obras, «con relación a los temas de residuos de construcción y demolición», en concreto el estudio de gestión y el destino previsto de esos residuos.

Así, el Ayuntamiento de Cuéllar incide en que se trata de «un proyecto que está ampliamente estudiado por la oficina técnica, que cuenta con autorización ya de la Delegación Territorial de la Junta para poderse instalar y desarrollar», aunque Senovilla sí que quiso hacer hincapié que desde el gobierno municipal «estaremos vigilantes para que se cumpla la legislación. En ningún caso se va a crear algo que no permita la ley en estos momentos».